Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 23/04/2017

Scroll to top

Top

No Comments

Nest Learning Thermostat, el termostato inteligente que tu casa necesita

Nest Learning Thermostat, el termostato inteligente que tu casa necesita
Ruben Fernandez

Cuando hablamos del internet de las cosas y de la automatización, cada vez más presente en nuestros hogares, una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza son los termostatos inteligentes (junto con las cámaras IP o los enchufes). Tras probar durante un mes completo el Nest Learning Thermostat, estas son mis conclusiones sobre el termostato inteligente de tercera generación de la compañía Nest.

Al recibirlo nos damos cuenta que la caja en la que viene es muy similar a la de otros productos de la marca (como la cámara Indoor que ya analizamos). Cuando abrimos la caja nos encontramos en primer lugar con el termostato. Al retirarlo debajo nos encontramos el Heat Link (que posteriormente explicaré qué es y para que sirve), los soportes de anclaje, documentación y los tornillos necesarios para anclar el termostato a la pared. Si bien está pensado para colocarlo en la pared, existe de posibilidad de ponerlo encima de una mesa con el correspondiente soporte que se vende por separado.

En primer lugar, como es lógico, hay que instalar el termostato. La instalación del Nest Learning Thermostat es sencilla y en cuestión de media hora lo tenemos instalado aunque no tengamos amplios conocimientos en electricidad. La instalación de forma muy resumida sería colocar el termostato en el lugar donde tenemos el actual y el Heat Link al lado de la caldera. Aunque la instalación es sencilla y accesible para todas las personas, siempre existe la posibilidad de solicitar a un instalador Nest Pro que venga a casa a instalarlo (con un gasto extra).

La instalación del Nest Learning Thermostat

Lo primero que debemos hacer es localizar las conexiones eléctricas de nuestra caldera. Para ello, generalmente y dependiendo del modelo de caldera, hay que desmontar la tapa principal para acceder a las conexiones. En España lo más común es que a nuestra caldera lleguen 5 cables: 2 del termostato actual y 3 de electricidad (fase, neutro y masa). El esquema de la instalación viene explicado en la documentación del Nest.

Cuando tenemos localizadas las conexiones de nuestra caldera, lo primero que debemos de hacer es cortar la luz general de nuestra casa para evitar accidentes. Luego, necesitaremos comprar cuatro cables de unos 50cm aproximadamente para realizar las conexiones de la caldera con el Heat Link (aparato que hará de relé para encender o apagar la caldera).

El primer paso es conectar los dos cables que vienen por la pared de nuestro actual termostato (y que ahora están en la caldera conectados) a las conexiones T1 y T2 de nuestro Heat Link. Después, con dos de los cables nuevos que tenemos, hay que conectarlos por un extremo a las conexiones de relé donde estaban antes los cables del actual termostato, y, por el otro extremo, a las conexiones 2 y 3 del Heat Link. Por último, hay que alimentar el Heat Link conectando otros dos cables por un extremo a los conectores N y L del Heat Link (correspondientes a neutro y fase relativamente) y por el otro extremo o a un enchufe de nuestra cocina (con el correspondiente conector) o directamente a la regleta donde esté ahora alimentada la caldera.

TE RECOMENDAMOS:   Nuevas ofertas de Amazon que seleccionamos para ti

Ya tenemos lista la instalación del Heat Link. Ahora debemos colocar el Nest Learning Thermostat donde teníamos el antiguo termostato (en caso de que queramos esa ubicación) o en cualquier otra parte de nuestra casa con el soporte correspondiente. En caso de que lo coloquemos en el mismo lugar que tenemos hasta ahora el termostato tan solo hay que conectar los cables que vienen de la pared en las conexiones T1 y T2 del termostato ya que estas servirán para alimentarlo (la conexión con el Heat Link es inalámbrica). En caso de que lo coloquemos en otra ubicación tan solo habrá que conectar al soporte de mesa el cable microUSB incluido en la caja y conectarlo a un enchufe. Ya solo queda volver a activar la corriente general de nuestra casa y comprobar que se enciende.

Una vez hecho esto solo queda seguir las intuitivas indicaciones que aparecen en el Nest por primera vez para configurarlo y conectarlo a la red WiFi de nuestra casa. Es importante destacar que no requiere de una red WiFi para funcionar aunque si es recomendable ya que de ella depende el control remoto desde nuestro teléfono y la prevision del tiempo que nos muestra el propio termostato, aunque, en caso de que nos quedásemos sin conexión en algún momento no debemos preocuparnos ya que podremos encender igual la caldera en caso de que lo necesitemos.

Así es su diseño

En cuanto al diseño del termostato Nest, es algo que destaca ante los termostatos inteligentes de otras marcas. Su diseño circular en el que casi todo es pantalla y la anilla exterior para poder navegar las opciones hace que la experiencia de uso sea muy positiva. Además, su diseño hace que quede perfectamente allá donde lo pongamos, ya sea en la pared o en el soporte en la mesa del salón.

Otro aspecto de diseño bastante curioso es que, cuando la caldera está encendida y calentando, la pantalla se vuelve de color naranja para indicárnoslo, en caso de que esté apagada la pantalla es negra. Esto ocurre también con las aplicaciones móviles que, cuando encendemos la caldera, la aplicación se vuelve naranja.

También, además del diseño, la usabilidad del termostato es un punto muy positivo por encima de otros termostatos inteligentes. Cuando nos acercamos a él se enciende la pantalla con diferente información conforme a lo lejos que estamos del termostato Nest. Si pulsamos sobre él una vez aparece en grande la temperatura deseada y, de forma visual, la temperatura que hay actualmente en la casa. Si pulamos otra vez sobre él aparecerá la pantalla principal del termostato en la que en la parte central aparece la temperatura de nuestra casa, la temperatura exterior, la meteorología (lluvia, soleado,…) y la humedad que hay en nuestra casa.

TE RECOMENDAMOS:   Auriculares Bluetooth de Xiaomi; el perfecto compañero de ejercicios

Ahora, si giramos el anillo exterior del termostato cuando estamos en este menú podemos navegar entre las diferentes opciones que son: ajustes del termostato, donde configuraremos toda la parte más técnica como la conexión Wifi, temperaturas ECO,…; el acceso al historial energético, donde podremos ver el gasto diario de energía y el tiempo que hemos tenido encendida la calefacción cada día; otra opción que nos permite apagar totalmente la caldera o ponerla en modo ECO, útil en verano cuando no necesitemos poner la calefacción; la opción para programar la caldera automáticamente; y finalmente, en caso de tener una caldera OpenTherm, aparecerán también las opciones para este tipo de calderas. Todo esto se configura rápidamente, y de forma muy visual.

Aprende de tus hábitos. Se programa sin que lo programes.

Una de las características que más me ha gustado de este termostato es que cuanto más lo usas más te conoce y se programa él solo en base a tus hábitos para que tu no tengas que hacerlo.

Durante el primer mes de uso, el termostato va observando cuando pones la caldera a ciertos grados. Por ejemplo, si todos los días de diario cuando te levantas a las 7 de la mañana pones la calefacción a 22 grados, el termostato Nest aprende de tu hábito y automáticamente la semana siguiente enciende la caldera el solo a la hora concreta para que cuando te levantes a las 7 de la mañana ya tenga la casa 22º y no tengas que esperar a que se caliente.

Para que esto funcione a la perfección lleva un tiempo de aprendizaje por parte de la caldera para así poder conocer cuanto tarda en calentar tu casa un grado y tenerlo en cuenta, ya que, cuando pones una temperatura de forma manual en el termostato, en la pantalla te indica el tiempo que falta para que tu casa alcance esa temperatura.

Otra de las características de este termostato es que, cuando detecta por el móvil que ya no estas en casa  ni tu, ni ningún miembro de la familia, pone la calefacción en modo ECO para ahorrar energía y mantener la casa a una temperatura óptima sin gastar apenas energía.

Control desde tu iPhone/Android/Web

Los termostatos inteligentes la característica principal que tienen y que les hace muy atractivos es la posibilidad de controlarlos desde cualquier parte del mundo gracias a su aplicación móvil. El Nest Learning Thermostat no es menos y por eso el control del termostato se hace gracias a la aplicación “Nest” disponible tanto en la App Store como en la Play Store, o desde la página web home.nest.com, en la que podremos controlar también todos los productos nest asociados a nuestra cuenta.

TE RECOMENDAMOS:   Ofertas de Amazon para comenzar la semana ahorrando

La aplicación móvil de Nest tiene al igual que el termostato un diseño muy visual e intuitivo para realizar acciones en cuestión de segundos. Cuando la abrimos y seleccionamos el termostato podremos poner rápidamente la temperatura que deseamos tener en nuestra casa. Debajo, encontramos la humedad relativa que hay en nuestra casa en ese momento y, si deslizamos hacia la izquierda, aparece la temperatura exterior de la ciudad donde tengamos nuestra casa aunque nosotros estemos en la otra parte del mundo.

Debajo de esto encontramos otra tres botones correspondientes a calor, horario e historial.

El botón de calor nos permite poner el termostato en modo calefacción, ECO, o directamente apagarlo y que no se encienda haya la temperatura que haya.

El botón de horario nos permite ver la programación del termostato y cambiarla en caso de que así queramos.

 

Por último, el botón historial nos permite visualizar el historial energético del tiempo que ha estado encendida la caldera durante el último mes junto con algunas observaciones útiles tales como “La climatología de ese día ayudó a ahorrar energía” o “Un ajuste del usuario provocó un consumo de energía superior a la media semanal”.

También, desde la aplicación podemos añadir a miembros de nuestra familia para que tengan control sobre el termostato y la aplicación sepa si queda o no algún miembro de la familia en casa para activar el modo ECO.

Por poner un inconveniente al termostato Nest, la única pega para los usuarios de dispositivos Apple, este termostato no es compatible con HomeKit, por lo que no podremos pedirle a Siri que encienda la caldera o que la ponga a 21 grados directamente con nuestra voz.

icon
Nest: tu casa, al alcance de tu manoNest LabsEstilo de vidaGratuitoDescargar

 

¿Dónde comprarlo?

El Nest Learning Thermostat lo podemos encontrar en España en Media Markt, Amazon y El Corte Inglés a un precio de 249€. La base para colocarlo en una mesa se encuentra a un precio de 35€. La mejor opción par comprarlo es la siguiente:

Si quieres automatizar tu casa y añadir un termostato inteligente el Nest Learning Thermostat es la mejor opción en cuanto a diseño y funciones.