Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 06/12/2016

Scroll to top

Top

One Comment

Apple pone a la venta el iPhone 5C 8GB, sustituye al 4S

iphone-5c-8GB-iosmac_
Antonio Expósito

Al igual que les dijimos ayer, Apple anunció la disponibilidad del iPhone 5C en una nueva variante de 8 GB de almacenamiento. Una estrategia de marketing encaminada a reducir el precio para hacerlo más competitivo, en un mercado que cada día domina más Android, aunque desde mi punto de vista no creo que sea una buena opción comprar un iPhone 5C 8GB. Vamos a ver por qué.

Apple sustituye el iPhone 4S con un nuevo iPhone 5C 8GB

El iPhone 5C de 8GB, por el momento sólo se vende en Inglaterra, Francia y Alemania, pero pronto estará en todos los demás países donde se comercializa. El precio es uno de los motivos principales por los que triunfan los teléfono inteligentes de bajo coste.

Apple no ha realizado una reducción importante, para hacernos una ideal en Francia, el iPhone 5C de 16 GB tiene un costo de 609 €, el iPhone 5C 8GB se vende a 559 €, por lo que hay un ahorro de unos 50 €. Incluso en Alemania, el modelo de 16 GB tiene un precio de 599 €, mientras que el nuevo iPhone de 8 GB 5C cuesta 549 € por lo que el ahorro es de sólo 50 €.

En España, el modelo de 16 GB tiene un costo de 599 €, por lo que podemos suponer que Apple va a poner a la venta el modelo de 8GB a un costo de 579 €, que en lo que a mi respecta, es un precio alto para un dispositivo con un almacenamiento muy limitado. Ahora las aplicaciones y juegos se diseñan con mejores gráficos, que hacen que el tamaño de cada app aumente. Teniendo en cuenta que iOS 7 requiere al menos 2 GB de almacenamiento, nos dejará un espacio disponible en este nuevo smartphone de sólo 5,9 GB.

Aunque utilicemos los 5 GB de iCloud, los 2GB que ofrece Dropbox gratis y todos los otros servicios de almacenamiento en línea para almacenar nuestras fotos y vídeos, 5.9 GB internos son realmente muy pocos en un dispositivo que va a costar poco menos de 600 €.

TE RECOMENDAMOS:   Apple abandona Intel en su nuevo MacBook Pro