Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 04/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

Controla el Mac desde tu iPhone o iPad en remoto sin instalar nada

Controla el Mac desde tu iPhone o iPad en remoto sin instalar nada
César
  • On 16/02/2016
  • http://zipzeppelin.com

Hasta la fecha se han publicado infinidad de artículos con ejemplos de aplicaciones que podemos instalar en el Mac para poder controlarlo en remoto. Muchos son de pago y otros, aunque son gratuitos, chupan recursos de tu equipo, ya que están en todo momento corriendo en segundo plano. Otras aplicaciones únicamente controlan parte del sistema, como puede ser iTunes u otras aplicaciones instaladas. No controlan completamente el sistema operativo. Otro ejemplo es Remote Mouse, que únicamente te permite manejar el ratón y además tienes que ver la pantalla del Mac para ver qué estás haciendo…

Pero la verdad es que si tu Mac lleva instalado OS X en sus últimas versiones, en mi caso os lo voy a mostrar en El Capitan, la 10.11.3 concretamente, no hace falta instalar absolutamente ningún software de terceros para poder controlarlo en remoto, de la misma forma que si estuvieras sentado delante de él. Únicamente necesitas la app que más te guste en tu iPhone o iPad para controlar el Mac.

No hace falta instalar absolutamente ningún software de terceros para poder controlarlo en remoto, de la misma forma que si estuvieras sentado delante de él

Lo primero es lo primero. Vamos a activar en Mac OS X el acceso remoto o, como él lo llama, Gestión remota. El funcionamiento es muy similar al del escritorio remoto en Windows, el RDP… solo que, a diferencia de este último, OS X funciona a través del puerto por defecto del VNC, es decir el 5900, en vez de el 3389 del Remote Desktop del sistema operativo de Microsoft.

TE RECOMENDAMOS:   macOS: Cómo eliminar las extensiones de Safari

Para activarlo vamos a las Preferencias del Sistema… a través del icono de nuestra manzana mordida preferida, en la parte superior izquierda del Mac. Hacemos clic en Compartir. Creo que está bien indicado en la imagen que os muestro a continuación ¿verdad?

 

compartir-preferencias-sistema

 

Una vez ahí, busca entre las opciones de la columna izquierda Gestión remota y actívala.

 

gestion-remota-mac

gestion-remota-activada

 

Como ves en la imagen superior, una vez activada, el sistema nos informa de que efectivamente lo está y a través de qué Ip local podemos acceder al equipo. Además podemos indicarle que se pueda acceder con cualquier credencial de usuario del Mac o seleccionar con qué usuario concreto se pueda controlar en remoto.

Así de sencillo. Sólo nos queda elegir con qué app del iPad o el iPhone nos queremos conectar al Mac. Os doy un par de ejemplos, uno de pago y otro gratuito, aunque ya se cual de ellos vais a elegir… Os comento el de pago por si os encontráis en mi situación, es decir, ya tenéis pagada una app porque, ya sea por vuestro trabajo o por lo que sea, os conectáis a PCs o servidores con Windows. En mi caso utilizo habitualmente Jump Desktop.

 

icon
Jump Desktop (Remote Desktop) - RDP / VNCPhase Five SystemsEconomía y empresa14.99 €Descargar

 

Esta app siempre me gustó porque te permite acceder a equipos remotos, ya sea a través de Escritorio remoto de Windows, como el servicio VNC, que utiliza Mac OS X como os decía anteriormente. Como en cualquier app tendrías que añadir una conexión nueva, indicar la Ip local del Mac, la cual podemos ver en las preferencias del sistema como veíamos al activar la Gestión remota, indicarle que se trata de una conexión VNC, es decir, que va a través del puerto 5900 y, por último el usuario y contraseña del Mac. Así de sencillo.

TE RECOMENDAMOS:   ¿Cómo calibrar la batería de vuestro iPhone, iPad y iPod?

Lo mismo para la alternativa gratuita, la que os interesa a casi todos. Con, por ejemplo, VNC Viewer, que es totalmente gratuita, funciona perfectamente.

 

icon
VNC ViewerRealVNCProductividadGratuitoDescargar

 

Ya sabes, indicas la Ip local del Mac, le asignas un nombre para identificar esta conexión y, cuando vayas a conectarte, te preguntará las credenciales del usuario con el que quieres conectarte a OS X. Y ya puedes manejar el Mac como si estuvieras delante de él, pero mientras estás por ejemplo tumbado en el sofá, la cama o, por qué no, en el W.C…