Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 08/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

Por qué desactivar la conexión 4G de nuestro iPhone

Por qué desactivar la conexión 4G de nuestro iPhone
Antonio Expósito

Si uno tiene un smartphone con conectividad 4G, sabe los grandes beneficios de esta conexión sobre su antecesora 3G, especialmente en el apartado de la velocidad. Gracias a esta nueva red, uno es capaz de entrar en una página web al instante o jugar y ver películas y series en alta definición fuera de casa.

Uno podría preguntarse por qué quisiera desactivar este tipo de conectividad con los beneficios que aporta e incluso cuando algunos que pagan un dinero extra para conseguir una mayor velocidad. Pues existen unas cuantas razones que pueden hacer cambiar de parecer al respecto.

La mayoría de los problemas se deben a la todavía baja implantación de las redes 4G alrededor del planeta. En los sitios con baja cobertura de 4G, el móvil suele cambiar rápidamente a otro tipo de redes como 3G o incluso EDGE, que si tienen una buena cobertura en ese territorio y que ofrecen una conexión más estable. Pero el mayor problema recae en la autonomía del iPhone, un punto especialmente débil. Esto se debe a que el móvil está constantemente buscando conexión con la red predeterminada. Si existe poca cobertura, el teléfono gastará más batería procurando mantener la conexión. Por último, los demás problemas están relacionados con la usabilidad del iPhone, ya que la conexión se puede interrumpir y eso no es nada agradable cuando uno está jugando o haciendo una llamada.

 

Cómo desactivar la conexión 4G de tu iPhone

Antes de describir como desactivar el 4G, hay que remarcar que cada operador tiene control sobre este apartado. Por lo tanto nos podemos encontrar con operadores que no dan la opción para desactivar esta red o algunos que incluso nos permiten regular la velocidad de la conexión.

TE RECOMENDAMOS:   No, el iPhone de 32GB no es el lento de la familia

Para desactivar la conexión 4G tan solo basta con entrar en el apartado de Datos Móviles”, que se encuentra entre las primeras opciones que encontramos en la aplicación de Ajustes. En este punto, si tenemos la última versión de iOS, tenemos que entrar en otro menú llamado “Opciones” y después en “Voz y datos” en el cual podemos escoger el tipo de red a la que queremos conectarnos. Las versiones anteriores del sistema operativo no cuentan con el submenú de opciones, por lo que directamente accedemos a “Voz y datos”.