Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 06/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

El iPhone SE mezcla hardware del 5s y del 6s

El iPhone SE mezcla hardware del 5s y del 6s
Gerard Escaich i Folch

Ya es común que a los primeros días del lanzamiento al mercado de un nuevo producto, aparezca una página web que haga un teardown desmontando pieza por pieza el dispositivo. Esta semana ha sido el turno del reciente presentado iPhone SE, y ChipWorks ha analizado el nuevo terminal de 4 pulgadas pieza por pieza.

Referente a los chips, el iPhone SE utiliza un A9, el mismo que podemos encontrar en su hermano mayor el iPhone 6s. Como sabemos hay diferentes fabricantes de este chip, en el caso del dispositivo analizado por ChipWorks, era del fabricante TSMC. Durante la keynote nadie especificó la RAM que tendría el terminal, ahora ya se sabe que posee los mismos 2 GB LPDDR4 RAM que el mayor de la familia.

iPhone SE2Si hablábamos de fabricantes varios en cuanto al procesador A9, es Toshiba el único en referencia al almacenamiento. La marca nipona es la encargada de producir los chips de 16 GB, algo que sorprende es que es un nuevo chip jamás instalado antes en un iPhone.

El iPhone SE mezcla tecnología del 5s y del 6s

Otro tema importante del dispositivo es la pantalla, con su controlador táctil. En este caso, el dispositivo utiliza la tecnología del predecesor, es decir del iPhone 5S, usando la Broadcom BCM5976 y la Texas Instruments 343S0645 en el nuevo iPhone SE. Esta solución, se usó en el último dispositivo de 4 pulgadas en el mercado, y en varios dispositivos iPod a lo largo de los años.

TE RECOMENDAMOS:   ¿Es más recomendable un Macbook o un Mac Mini para trabajar?

iPhone SE1

Apple Pay utiliza NFC, y en este caso han usado el chip NXP 66VIO que consiste en el elemento seguro 008 y el NXP PN549. Actualmente ésta es la misma tecnología que está disponible en el actual iPhone 6s.

Apple también ha aprovechado este lanzamiento para mostrarnos dos nuevas fundas para el iPhone SE, están fabricadas con la calidad que precede a los de Cupertino, las encontraremos en dos colores, azul noche y en negro. Las nuevas fundas son compatibles también con el iPhone 5 y el 5S, cuentan con microfibra en el interior para evitar cualquier arañazo y mantienen el diseño de las ya presentadas anteriormente por Apple con el lanzamiento del 5S. La única pega quizá sean los 45€ que cuestan cada una de ellas.