Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 03/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

Nuevo caso de electrocución con un cargador defectuoso de iPad en Inglaterra

cargador-defectuoso-ipad-UK
Antonio Expósito

Dramática historia la que ha sucedido en Inglaterra, debido a un cargador defectuoso para iPad. Un hombre fue golpeado por la corriente eléctrica, suficientemente potente como para ser lanzado al suelo de la habitación, dejándolo en estado de shock y algunos dedos con quemadurasnegros. Apple ya está investigando el caso.

cargador-defecutoso-ipad-uk

Nuevo problema con un cargador defectuoso de iPad en U.K de la familia Gillooley

El lugar del mencionado suceso ha sido Widnes, Cheshire, a unos 20 km de la ciudad Inglesa de Liverpool. El sábado pasado la familia Gillooley estaba en la casa de su abuela paterna, pero nadie imaginó el epílogo de ese día.

Chloe, una bonita niña de 8 años de edad, posee un iPad: después de todo, no es un delito poseer un iPad a esa edad si se utiliza de manera responsable. Lo que Chloe no sabía es que su cargador defectuoso del iPad le haría famosa.

El padre de Tim, de 34 años, cuando salió del baño, fue advertido por su hija para que le conecte a cargar el mencionado equipo de Apple. Tim ejecuta muy amablemente la petición de su niña y de repente nada es como antes.

Un golpe seco y Tim se encuentra al otro lado de la habitación, caído en el suelo en estado de shock y riendo histéricamente durante unos 2 minutos bajo la mirada preocupante de toda su familia.

La madre del hombre, al ver a su hijo en el suelo de inmediato pensó lo peor, pero, afortunadamente, la situación no ha sido tan grave como otros sucesos de este tipo y ya ha quedado en la memoria de Tim con tan sólo unas pocas quemaduras en los dedos y un cargador defectuoso chamuscado.

TE RECOMENDAMOS:   Los 115 mejores juegos para Mac OS X [Parte IV] iOSMac

Apple-iPad-shocks-34-year-old-U.K.-man-1-530x713

El cable usado el normal Lighning original de Apple. El hombre, había regalado el dispositivo a la pequeña Chloe para su cumpleaños, que tuvo lugar el pasado mes de noviembre. Después de algún tiempoel padre notó un comportamiento inusual del cable y pensó que se debía a un cargador defectuoso o al cable Lighning, por lo que decidió llevar a la tienda de Apple en Liverpool donde compro el dispositivo para revisar los productos.

La conclusión de un empleado de la tienda era que todo era normal y no había nada de qué preocuparse. Sin embargo, como pudimos comprobar no ha sido así. La familia, clientes leales a Apple, ahora la pequeña Chloe tiene miedo de acercarse a los dispositivos de Apple, alegando que no pueden confiar en ellos.

Mientras tanto, Apple ha pedido a la familia Gillooley enviar lo que queda del cable a fin de examinar las causas que llevaron a la familia a parar un día desgraciado que no olvidarán fácilmente.