Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 23/05/2017

Scroll to top

Top

No Comments

Review MacBook Pro 15″ Touch Bar tras una semana de uso

macbook pro
Ruben Fernandez

Hace justo una semana que recibí mi nuevo MacBook Pro, concretamente el modelo 2016 de 15″ con la configuración base. Tras probarlo a fondo durante este tiempo en este post os voy a contar todas las conclusiones que he sacado de este nuevo portátil gama alta de Apple. Tiene puntos fuertes aunque también alguno débil.

 

La pantalla: más brillante y más colorida

Producto disponible en Amazon.es

El primer aspecto que analicé de este ordenador fue el que más salta a la vista, la pantalla. Cuando lo encendemos comprobamos que es más brillante que generaciones anteriores y cuando más nos damos cuenta de la diferencia es al abrir imágenes coloridas. Disponiendo de una gama cromática superior a la de anteriores generaciones, la pantalla es capaz de mostrar más tonalidades de color.

Pantalla-MBP-Explosion

Ahora la pantalla apenas tiene bordes por lo que en el modelo de 15″ hace que aún parezca más grande de lo que realmente es de por sí. También, en el caso de que no estemos en casa y necesitemos trabajar con él, no será necesario conectarlo a una pantalla externa ya que con las 15″ es suficiente en muchos casos para trabajar y tener varias ventanas a la vista. En el ejemplo de la edición de vídeo, antes con mi MacBook Air de 13″ era casi necesario conectarlo a una pantalla externa para poder tener en el propio MacBook Air la linea de tiempo y en la pantalla externa el visor; pero ahora con las 15″ del MacBook Pro se puede editar perfectamente video sin necesidad de conectarlo a pantallas externas si estamos de viaje.

 

Teclado de mariposa: con poco recorrido pero con ruido que lo simula

Teclado-MacBookPro

Lo siguiente que analicé fue el teclado, también lo usamos desde el primer momento que encendemos el Mac y en cuanto lo usas por primera vez se nota el cambio. Estamos ante un teclado de mariposa mejorado en el cual tiene muy poco recorrido cada tecla, casi nulo. Al principio hay que adaptarse, pero cuando llevas escribiendo con él unas horas te empieza a gustar.

Lo primero que insisto y destaco es el casi nulo recorrido de las teclas, cuando cambié del teclado de Apple por cable al Magic Keyboard (que cuenta con la primera generación del mecanismo de mariposa) noté que el cambio de recorrido de las teclas era inferior al de los anteriores teclados de Apple. Ahora en el MacBook Pro es aún menor respecto al del Magic Keyboard. Estuve escribiendo varias cosas en el nuevo portátil de los de Cupertino y luego cuando vuelvo a escribir en el Magic Keyboard noto que tiene más recorrido. Si vuelvo a escribir con el teclado del MacBook Air parece que estoy escribiendo en un teclado mecánico debido al gran recorrido que tienen las teclas en comparación con el teclado del MacBook Pro de 2016.

Por otro lado, una cosa un tanto curiosa es el sonido. Las teclas, al pulsarlas, realizan un sonido algo fuerte intentando simular un mayor recorrido. Desde mi punto de vista este ruido que hacen las teclas no debería ser tan intenso, ya que si estamos en un lugar en silencio como puede ser una biblioteca podríamos molestar al resto de personas. Este ruido que ha sido puesto por parte de Apple de forma deliberada debería haber sido menos intenso, por lo demás, el teclado es bastante bueno ya que al tener el mecanismo de mariposa nos proporciona gran estabilidad en las teclas.

tecladoMBP

Finalmente en cuanto al teclado otro aspecto a destacar es la retroiluminación de las teclas. Ahora las mismas tienen una iluminación LED individual para cada tecla, además, la luz ilumina únicamente la letra de cada tecla sin perder la luz en los bordes, a diferencia de anteriores generaciones. El hecho de que no se pierda luz entre las teclas se debe a que las teclas tienen menos recorrido y entras mas ajustadas en su hueco, lo que tiene como consecuencia que el teclado se ensucie menos ya que hay menos sitio por donde se pueda meter el polvo.

 

Touch Bar, el complemento perfecto para la productividad

TouchBar

La principal novedad del MacBook Pro. Como ya todos sabemos la Touch Bar es una pequeña pantalla OLED en la parte superior del teclado que reemplaza las teclas de función (no quiere decir que desaparezcan). Cuando encendemos el Mac esta barra táctil se activa y dependiendo de que aplicación tengamos abierta mostrará distintas opciones. El principal cometido de estas “teclas táctiles” no es otra que aportarnos mayor productividad, pero no nuevas funciones. Podemos hacer exactamente lo mismo que sin ella, pero de forma más rápida y sin tener que movernos por la pantalla con el trackpad y “perder” el tiempo buscando la opción que queremos.

TouchBar-escritura

La Touch Bar nos muestra diferentes cosas dependiendo de la aplicación que estemos usando, si es el Finder nos mostrará opciones básicas del mismo. Si estamos en Safari, varios accesos rápidos a funciones como: agregar a favoritos, cambiar entre pestañas, ver los favoritos, ver la vista de lectura, etc.

También la Touch Bar siempre tendrá visible la tecla “ESC” que tanta polémica ha traído. Por otro lado las teclas de función no desaparecen, tan solo tenemos que pulsar la tecla “Fn” del teclado y automáticamente las veremos. También siempre tendremos disponible en la parte derecha de la Touch Bar accesos rápidos a funciones del sistema que podemos personalizar. Como el volumen, el brillo, activar el salva pantallas, poner en reposo el Mac, etc., y si pulsamos en el botón que es una flecha se expande y aparecen todas las teclas que teníamos hasta ahora en la parte superior del teclado: brillo de pantalla, LaunchPad, retroiluminación de las teclas,…

Emojis

Como era de esperar la Touch Bar se puede personalizar a nuestro gusto para ser más productivos, para ello casi todas las aplicaciones disponen de un menú que nos permite personalizarla con los accesos y botones que queramos (siempre y cuando estén disponibles por parte del desarrollador).

Mi opinión personal acerca de la Touch Bar es que es un gran complemento para nuestro Mac que nos permite ser más productivos y perder menos tiempo en realizar acciones para las que antes necesitábamos más tiempo. Ahora solo falta que lancen un Magic Keyboard 2 que la incorpore.

 

Touch ID dentro de la Touch Bar

touchID-MBP

Este MacBook Pro 2016 también cuenta con el Touch ID, concretamente la segunda generación que incluyen los iPhone 6s y sucesivos. Este sensor de huellas dactilares se encuentra en la parte derecha de la Touch Bar, justo en el extremo. La incorporación del Touch ID al Mac también ha sido todo un acierto por parte de Apple ya que nos permite desbloquear el Mac y ciertas aplicaciones con tan solo poner nuestro dedo en el sensor y sin necesidad de tener que teclear la contraseña.

Al igual que en el iPhone, la primera vez que arrancamos el Mac necesitaremos teclear la contraseña por motivos de seguridad. Luego ya será solo colocar nuestro dedo en el sensor y automáticamente nos reconocerá.

 

Un Trackpad Force Touch gigante, más movimiento con menos gestos

MagicMouse-TrackPad

El siguiente aspecto a analizar es el TrackPad. Al igual que veníamos viendo en las últimas generaciones de MacBook y al igual que en el Magic Trackpad 2, el trackpad dispone de la tecnología Force Touch. Esta tecnología hace que sea similar al nuevo botón home del iPhone 7, parece que pulsamos debido a una respuesta háptica que nos proporciona cuando presionamos, pero si está apagado el Mac no parecerá que estamos hundiendo el dedo. Además gracias al Force Touch podremos pulsar en cualquier parte del TrackPad y no necesariamente en la parte inferior. Podemos pulsar en la parte superior, en el centro o en una esquina; en todos los lados hace clic. El Force Touch hace que tengamos varios niveles de presión al igual que en la pantalla del Apple Watch. El mejor lugar donde podemos probarlo es en un video de QuickTime; dependiendo de la fuerza con la que pulsamos el TrackPad nuestro vídeo se adelantará a mayor o menor velocidad.

Lo realmente específico del MacBook Pro 2016 es el tamaño del TrackPad. En el modelo de 15″ es enorme, mucho más de lo que nos imaginamos. Como medida para comparar, el trackpad es más grande que el iPhone 7 Plus. Este gran tamaño nos permite movernos con facilidad por la pantalla haciendo pocos movimientos.

 

USB-C, la conexión del futuro ya está aquí (y sin exagerar con los “dongles”)

USB-C

Si por una cosa se ha caracterizado este MacBook Pro 2016 ha sido por sus conexiones. Como bien sabemos incorpora (sólo) 4 puertos Thunderbolt 3 con la interface USB type C. También incluye un jack de audio para nuestros auriculares. El problema que la gente ve a la única conectividad tipo USB-C es que no podemos conectar nada de lo que tenemos actualmente ya que se trata de una conexión del futuro. Por lo que tenemos que usar adaptadores (o en inglés, dongles). Por ahora pocos son los pendrives con USB-C o los monitores que no tienen HDMI. Este MacBook Pro está pensado para durar bastantes años y está enfocado en el futuro, por eso incorpora esta conexión tan versátil que no es tan problemática como en un principio parece.

Desde cualquiera de los cuatro puertos USB podemos cargar el MacBook con el cable USB-C a USB-C que incorpora. Ademas es un puerto reversible, da igual de que lado conectemos el cable. Muchos medios han publicado imágenes de un MacBook Pro rodeado de cables y adaptadores, pero personalmente yo mismo me he dado cuenta que no es así. Lo que publican es una exageración. Si que es verdad que los adaptadores de Apple son algo caros y aparatosos, pero existen más alternativas. En el caso de los USB-A (los de siempre), Apple vende el adaptador que es grande al tener un cable, pero por ejemplo, yo mismo he comprado en Amazon 4 unidades de un adaptador que tan solo es por un lado la conexión USB-C y por el otro el USB-A, de forma que si compras varios puedes dejarlos conectados siempre en los pendrives que más uses o en los cables que quieras conectar a menudo en el Mac. Además el precio es bastante barato, cada adaptador cuesta 2,5 €.

HooToo

También si usas el MacBook Pro como ordenador principal en casa es probable que tengas que conectar el cable de corriente, varios USB,etc. Todo esto puede parecer una exageración debido a la cantidad de cables y adaptadores que necesitamos, pero tampoco es así. Yo mismo he optado por la compra de un adaptador de la marca Hoodoo al cual tan solo conectando un cable en uno de los USB de nuestro Mac nos permite conectar el cable de carga, 3 USBs “de los normales”, y hasta tiene un lector de tarjetas SD incorporado.

Ahora solo falta ver como en un futuro no muy lejano la mayoría de objetos cotidianos en la vida tecnológica comenzarán a usar el USB-C como estándar y dejar de depender de la multitud de conexiones diferentes que en la actualidad existen. Posiblemente en los próximos años veamos que todos los monitores externos incorporarán USB-C y HDMI como conexiones (abandonando finalmente a la conexión VGA), los discos duros serán mayoritariamente USB-C, etc.

 

Un rayo en cuanto a potencia

MBP-Specs

El modelo que yo he adquirido ha sido el MacBook Pro 2016 de 15″ con la configuración estándar, por lo que las opiniones son respecto a este modelo concreto y puede que si compras un modelo de 13″ con inferiores características no tengas exactamente el mismo rendimiento.

Las especificaciones técnicas de mi Mac son:

  • Procesador Intel Core i7 (Skylake) de cuatro núcleos a 2,6 GHz
  • Turbo Boost de hasta 3,5 GHz
  • 16 GB de memoria a 2.133 MHz
  • SSD PCIe de 256 GB
  • Radeon Pro 450 con 2 GB de memoria

En cuanto a potencia, es el aspecto con el que estoy más contento. Estamos ante un ordenador muy potente con unas características que hacen que así sea. Si lo utilizamos para ofimática y para navegar por Safari apenas notaremos la potencia, pero en otras actividades sí.

GeekBench-MBP

El primer uso que hice del Mac para probarlo a fondo fue editar el unboxing que visteis en nuestro canal de YouTube junto con otros vídeos personales que también tenía que editar. Durante la edición utilizo algunos plugins bastante potentes y los vídeos editados con Final Cut Pro se exportan en pocos minutos, cosa que antes podía llevar más de 20 minutos (utilizando mi MacBook Air o mi Mac mini).

También el hecho de que tengamos 16 GB de RAM hace que podamos tener muchos procesos y aplicaciones al mismo tiempo sin que el rendimiento se vea afectado, podemos tener Xcode abierto a la vez que Safari, el simulador de iOS, el correo electrónico, Telegrama, etc., pero el rendimiento no se ve afectado para nada y aún con todo abierto nos sobra RAM.

Otro aspecto también positivo de este MacBook Pro es la memoria flash que incorpora como disco duro. Ahora tiene una gran velocidad que hará que sea aún más rápido.

DISKSpeedTestMBP

Si queremos un ordenador profesional para mucho tiempo y sobretodo con potencia para trabajar cada día, sin duda el MacBook Pro de 15″ es la mejor opción trabajemos en el ámbito que trabajemos.

 

La batería, su punto más débil

Llegamos al punto más débil del nuevo MacBook Pro de Apple, la batería. Tras probarlo con diferentes acciones comunes para un ordenador profesional, no he conseguido llegar a las 10 horas de duración de la batería que promete Apple en su web. Si el uso exclusivo del ordenador se limitase únicamente a navegar por Safari si se podría alcanzar la duración propuesta por Apple, pero en el momento que requerimos potencia el tiempo de uso se reduce drásticamente.

Captura de pantalla 2016-12-15 a las 18.06.01

Desde un primer momento estaba claro que un ordenador con tanta potencia requiere mucha energía, por lo que la duración iba a ser corta y no iba a alcanzar las 12 horas a las que llegaba con el MacBook Air en ocasiones. También es cierto que el hecho de ser tan delgado hace que la capacidad sea menor, concretamente de 6669 mAh según indica la aplicación Coconut Battery.

Cuando necesitamos mucha potencia es casi necesario estar junto a un enchufe, ya que tras probarlo con varias actividades que requerían mucha potencia apenas llegue a las 5 horas de uso. Eso sí, hay que destacar que he estado exportando proyectos de Final Cut a la vez que hacia otras tantas cosas, entre ellas usar Xcode. También es ahí donde notamos la gran potencia de este Mac, he podido exportar un video con Final Cut Pro a la vez que utilizaba Xcode, todo ello con batería, y funcionaba perfectamente sin ir extremadamente lento como ocurría con el MacBook Air que tenía.

La duda llega a la hora de si Apple debería haber indicado otra duración menor de la batería ya que para conseguir el tiempo indicado hay que hacer cosas muy básicas (safari y poco más) y se supone que estamos ante un ordenador profesional con el que haremos cosas exigentes, ya que para navegar por Safari podemos usar fácilmente un MacBook de 12″.

 

¿Y si se cuelga?

Estamos ante un equipo de calidad con un gran sistema operativo por lo que es difícil que el ordenador o una aplicación se quede colgada y no responda. Pero en el caso de que ocurriese sigue existiendo forma de solucionarlo.

Si se queda colgada una única aplicación podemos seguir utilizando la combinación de teclas Alt + CMD + ESC. Ya que la tecla ESC está presente en la TouchBar.

En el caso de que fuese el Mac completo que no respondiese llega el primer problema aparente. En el nuevo modelo del MacBook Pro Apple ha decidido eliminar el botón de encendido del Mac. Si tienes uno te habrás dado cuenta que se enciende él solo cuando abres la tapa y no es necesario pulsar ningún botón. Pero en el caso de que el Mac no respondiese el Touch ID tiene escondido un botón físico, por lo que solo tendrías que pulsar el TouchID durante varios segundos hasta que el ordenador se apague.

 

¿Qué modelos de MacBook Pro (2016) existen? (Y sus precios)

Para terminar la review hay que hablar de los modelos de MacBook Pro 2016 que existen y sus correspondientes precios, ya que es otro de los aspectos más criticados al ser alto.

MBP13-precios-iOSMac

El nuevo modelo de MacBook Pro lo encontramos en 13 y 15 pulgadas. En el modelo de 13″ encontramos otra diferenciación: con o sin Touch Bar/Touch ID. El modelo más económico es el de 13″ sin Touch Bar ni Touch ID. Con un procesador i5 de doble núcleo a 2 GHz, 8 GB de RAM  y 256 GB de almacenamiento flash de alta velocidad. Nos encontramos ante un modelo muy básico para usos no muy potentes. Su precio: 1.699 €.

También en 13″ tenemos otros dos modelos con 256 GB y 512 GB y ya con Touch Bar. Ambos con un procesador i5 de doble núcleo a 2,9GHz , 8 GB de RAM y una gráfica Intel Iris Graphics 550. Los precios: 1.999 € y 2.199 €, respectivamente para los modelos de 256 GB y 512 GB.

Pasamos a las 15″ donde todas las opciones posibles tienen Touch Bar y Touch ID. Aquí no solo cambia el tamaño de pantalla, sino también la potencia.

Empezamos con el modelo más básico de 15″ que tiene un procesador i7 de cuatro núcleos a 2,6 GHz, 16 GB de memoria RAM, memoria flash de 256 GB y dos tarjetas gráficas: una Intel y la Radeon Pro 450 con 2 GB de memoria. El precio de este modelo son 2.699 €

El otro modelo es el de 15″ con un procesador i7 de cuatro núcleos a 2,7 GHz, 16 GB de memoria RAM, memoria flash de 512GB y dos tarjetas gráficas: una Intel y la Radeon Pro 455 con 2 GB de memoria. El precio de este modelo es de 3.199 €.

Todos los modelos disponibles aquí mencionados se pueden personalizar pero no estarán en stock en ninguna Apple Store a no ser que tú los pidas. También todos los modelos se encuentran disponibles en color plata o gris espacial.

 

Y tras está completa y extensa review que me ha quedado, espero que os sirva para conocer mejor el nuevo MacBook Pro de 2016 y despejar todas las dudas en cuanto a los aspectos más importantes. Recuerda que si te sigue quedando alguna duda puedes dejarla en los comentarios o por redes sociales.

TE RECOMENDAMOS:   Nest Learning Thermostat, el termostato inteligente que tu casa necesita
A %d blogueros les gusta esto: