Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 11/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

Rusia solicita los códigos fuente de Apple

Rusia solicita los códigos fuente de Apple
Antonio Expósito

El gobierno Ruso ha solicitado a Apple que les muestre el código de sus dispositivos para asegurarse, a ciencia cierta, de que no existen posibilidades de monitorización de dispositivos de Apple por parte de la empresa americana.

Rusia pide los códigos a Apple por sospechas de puertas traseras en iOS

Rusia, desde hace ya tiempo viene ejerciendo una presión debido a su gran dimensión tanto social como política.

Es sabido por todos que las relaciones entre Rusia y Estados Unidos nunca han sido del todo buenas, con inculpaciones y amenazas cruzadas entre estos dos gigantes por sospechas de espionaje, por lo que no es de extrañar que se produzcan estas reticencias entre el gobierno ruso y una marca emblemática de Estados Unidos.

apple-rusia

Continuando con esta tendencia, el gobierno ruso, a través de su ministro de comunicaciones, Nikolai Nikiforov, ha creído conveniente solicitar el código sobre el cual se basan los dispositivos de Apple, ante la oleada de rumores que estos últimos días sospechaban de la existencia de puertas traseras en los dispositivos de iOS.

Apple, que aun no ha dado respuesta a esta solicitud se encuentra ante una encrucijada, puesto que al mostrar el código de sus dispositivos deja al descubierto su secreto empresarial, concretamente, pone a disposición de otros todos los datos relativos a su conocimiento, tecnología y ese valor añadido que lo diferencia de los demás competidores del mercado.

La situación es comprometida para los de Cupertino, puesto que si no ofrecen una respuesta que satisfaga al gobierno ruso, pueden encontrarse con muchos problemas para poder comercializar su producto en un mercado que les genera grandes beneficios.

TE RECOMENDAMOS:   Argentina: Ciudad Emprendedora, una impresora de piel y mucho más.

Lo más lógico es que Apple acabe optando por una opción intermedia, como ya hizo en su momento Microsoft. Se trataría de ofrecer esos códigos a una tercera empresa para que audite y se asegure de que no existen tales puertas traseras. De tal forma podría garantizar el secretismo de sus dispositivos a la vez que asegura al gobierno ruso de que no hay posibilidades de acceder de forma secreta a la información almacenada en un dispositivo de Apple.