Así se eliminan las extensiones de Chrome en nuestros Mac

0

Aunque Safari es un navegador que conjuga a la perfección la razón de ser de Apple y funciona perfectamente con cualquier dispositivo de la empresa americana, hay quién prefiere otros navegadores. Uno de los  más usados, aunque de los que mas recursos consumen, es Google Chrome. Un navegador que al estar integrado con el motor de Google puede ser muy versátil. Una de sus mejores funciones son las extensiones y puede que de probar tantas se haya inundado la barra principal. Por eso, te enseñamos cómo se eliminan. 

Las extensiones son muy útiles pero hay demasiadas en la tienda.

Las extensiones se pueden definir como complementos diseñados para diferentes navegadores que nos ayudan a que las tareas cotidianas se puedan realizar de manera más rápida o automática. Podemos encontrar bloqueadores de anuncios, botones para hacer capturas de la página completa y un largo etcétera.

Hay muchos en la tienda y es probable que la que más posea sea la del navegador Chrome. De tanto probar unas extensiones y otras es probable que tengas tantas que no sepas para que se utiliza una u otra. Por ello es aconsejable que se vayan eliminando y os enseñamos la forma de hacerlo de manera sencilla.

En primer lugar, está claro que tienes instalado el navegador Chrome en el Mac (si es en PC, tampoco importa ya que la forma de hacerlo, es la misma). Por lo tanto lo primero que debemos hacer es abrir el navegador. Nos fijamos en los tres puntos verticales que nos encontramos al final de la barra de direcciones. Aunque también podemos hacer click en el símbolo que nos encontramos en la mencionada barra.

Vamos a ver el primero de ellos, los tres puntos. Si pulsamos se nos abre un submenú y a partir de ahí podemos elegir entre varias posibilidades. La que nos interesa se encuentra “Más herramientas” y dentro de esta elegimos “extensiones”. Al pulsar nos aparecerá una página con todas las extensiones instaladas en el Mac. Lo único que debemos hacer es elegir aquella que nos queramos y seleccionar “Quitar”.

Hay otra manera. Ya sabes. Podemos elegir el símbolo o icono en la barra de direcciones que es el destinado a las extensiones. De ahí nos sale un menú en el que podemos hacer lo mismo que antes, pero de manera más directa. Ahora no tenemos que hacer nada mas que un paso. Elegimos “gestionar extensiones” y se nos abre la misma página y de ahí trabajamos con ellas. Por cierto, desde este icono específico podemos ver las extensiones instaladas y utilizarlas directamente.

Cuando hayamos terminado, cerramos la ventana y listo. Nos quedamos con las que de verdad nos interesan.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta