HomePod, el gadget que quizás nunca compre (Opinión)

0

Al igual que hice un artículo expresando mi opinión sobre cuál es mi dispositivo preferido, que tengo que recordar que es el Apple Watch, es justo explicar cuál de los dispositivos de Apple no compraría nunca. Es verdad que nunca se puede decir de manera taxativa que no me lo compraría pero sin duda os digo que gastarme el dinero en un HomePod no está dentro de mis planes. Te cuento por qué. Puede que coincidamos o no. Pero recuerda que es algo personal y en esta ocasión cuento mi opinión.

El HomePod no me aporta nada especial ni me llama la atención

Me acuerdo perfectamente cuando anunciaron el HomePod. Todo el mundo como loco por hacerse con uno y yo impasible pensando que es un altavoz. Que por eso no pago lo que me pide Apple. Luego me pongo a estudiarlo y a leer mucho sobre sus características y funciones. No vino al mercado como un dispositivo acabado, más bien estaba como a medias. Algo que me hizo descartarlo de inmediato.

Pronto me entró el gusanillo, atraído por las buenas críticas que estaba recibiendo sobre todo de los aficionados a la música. Era un dispositivo inteligente pero sin serlo. Quiero decir que Alexa y el altavoz de Google ya existían y esos sí eran inteligentes. Demasiado, diría yo. Pero el HomePod, sólo “servía” para escuchar música y además Siri no iba demasiado bien.

Fui a una tienda de Apple a probarlo y a tocarlo y a degustarlo. Pero nada, que no me llamaba para nada. A mi la música me encanta y tengo un equipo de audio que se puede decir al menos que es curioso. Pero el HomePod no era para mi. Estaba un poco decepcionado porque no podía esperarme que un producto de Apple no me llamara la atención y que no me lo comprar al fin y al cabo. Pero así es.

Han pasado los años y la compañía, incluso se ha aventurado a lanzar un dispositivo más pequeño y más versátil. Puede que ese sí sea para mi. Me lo puedo llevar conmigo a todas partes y se oye muy bien. Voy a verlo y…tampoco. Los altavoces que tengo portátiles de otras marcas me llevan al convencimiento de que no necesito un HomePod ni que tampoco tengo que comprármelo sólo por tenerlo.

Definitivamente llego a la conclusión que es mejor no pensar en ello y dedicarme a otra cosa. Así lo hago y desde entonces creo que no me acordado de él hasta este momento que estoy escribiendo el artículo. Que dicho sea de paso, he creído conveniente escribirlo, porque seguro que todos nosotros tenemos algún dispositivo de Apple que no queremos ni en pintura.

Que conste que no tengo todo lo de Apple. Soy muy fan y me encanta, pero también me considero una persona medianamente razonable y no tengo todo sólo por tenerlo. Por ejemplo, no tengo AirTag porque creo que no le voy a dar uso y es algo que es primordial. Tener algo porque voy a usarlo. Tampoco he adquirido los AirPods Max, quizás porque tengo los AirPods y los AirPods Pro. Los de diadema, no los uso tanto. Pero son dos dispositivos que no descarto adquirir algún día. Pero desde luego el HomePod, no. Al menos como está concebido ahora mismo. 

Si en un futuro cambian, lo hacen de otra manera, con otras funciones, quizás y sólo quizás pueda plantearme el comprármelo pero a día de hoy, sin vacilar digo que no.

Me encantaría poder leeros en los comentarios que dispositivo no comprarías nunca en Apple. Sea por la razón que sea. Cada uno es personal y su decisión es igual de válida que la de cualquier otro. Es simplemente una cuestión de gustos o bien de manías. Pero es bueno saber que no a todos nos gusta todo lo que lanza Apple.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta