Por qué Apple sigue siendo número uno, al menos para mí. (Opinión)

0

A pesar de haber escrito varios artículos donde las decisiones de Apple me han dejado muy contrariado, sigo con la marca y me he dado cuenta, que algo muy grave debe suceder para que deje de lado a la marca, nuevamente. Digo nuevamente, porque no es la primera vez que decidido cambiar y ya os digo que siempre he vuelto a Apple por varias razones, que ahora mismo os voy a contar.  Puede que compartáis alguna de ellas, todas o ninguna, pero sería bueno abrir un debate de por qué cada uno seguimos con Apple. Vamos allá.

Apple seguirá siendo conmigo y yo con ella. Eso no significa que no critique

En tres ocasiones, he llegado a dejar de lado el ecosistema Apple para centrarme en otros. He tenido Samsung como teléfono principal, Windows como sistema operativo de mi ordenador y he llegado hasta comprarme relojes inteligentes de la marca coreana. Sin embargo, siempre he vuelto a Apple. La razón es muy sencilla: porque funciona. Pero esto no significa que no pueda criticar a la marca americana y de hecho lo hago a menudo.

No creo que tengamos que aguantar la poca innovación en determinadas ocasiones de la manzana. Me exaspera que parezca que se están utilizando determinados componentes antiguos sólo porque se deba acabar el stock. Parece que se lanzan móviles creados a partir de retales de otros. Las innovaciones brillan por su ausencia y cuando quieren vendernos algo nuevo, se sabe que otras marcas lo tienen hace ya muchos años.

No es necesario que tengas que vendernos cosas antiguas como nuevas. Lo que hay que hacer es seguir innovando con pequeñas cosas que hagan mejor el uso de los terminales Apple. No hablo de personalización como iOS 16, hablo de funciones específicas que marcan la diferencia con otras marcas. Por ejemplo, Handoff, que creo que es una de las razones principales por la que sigo en Apple y su ecosistema. 

Lo que se debe hacer es seguir creando un universo nuevo y dejarse de actualizaciones menores de la cámara o de si podemos o no, activar el flash de la cámara cuando recibimos una llamada. Vamos a lo de verdad útil. A la capacidad de poder, por ejemplo, apuntar un recordatorio en el iPhone a modo de nota rápida como se puede hacer en el iPad. En fin, habría tantas cosas que podríamos mencionar, que estaría varias horas escribiendo.

Quiero centrarme en los motivos que me hacen no dejar Apple y año tras año seguir con esta marca y sobre todo defender en varias conversaciones a sus productos, frente a aquellos que critican por criticar. Ojo, que no defiendo lo indefendible, no soy un radical o un fanático total, pero sí hay cosas que caen por su propio peso y en eso se debe incidir.

Lo primero es el ecosistema Apple

Cuando uno ha probado varios dispositivos de Apple sabe de lo que estoy hablando. Hablamos de poder tener un iPhone, iPad o un Mac como si fueran uno solo. Un dispositivo en el que apuntamos algo y enseguida vemos como en los demás aparece por arte de magia. Puede que pienses que eso también pasa en otros sistemas, pero la rapidez y seguridad con la que lo hace Apple no tiene comparación. Es eficaz y eficiente, funciona siempre y a la primera. No es posible el error, cosa que con Android y Windows es habitual que pase. Eso se debe a que las actualizaciones van por separado y se suele necesitar un tercer programa a aplicación para que funcione de verdad. Esa es la lástima.

Cuando los que odian a Apple prueban esta funcionalidad, ya os digo yo que el tono se relaja y empiezan a dudar de todo lo que habían pensado hasta ese momento. 

Durabilidad de los terminales

Hoy por hoy, aún puedes ver a gente usando un iPhone 6, 7 incluso los hay que siguen con el modelo 4. Estamos ya por el 14 y las cosas han cambiado bastante. Es cierto que no pueden usar el nuevo sistema operativo iOS 16, pero sigue funcionando casi como el primer día. Digo casi, porque han pasado muchos años y es cierto que se ralentiza y el espacio no es el mismo porque las aplicaciones se actualizan y crean ocupando cada vez más porque las capacidades del teléfono y del ordenador o Tablet son más grandes y potentes.

¿Conoces a alguien que tenga un Android de hace 5 años? Seguro que puedes contarlos con los dedos de una mano y te sobran dedos.

Esta es otra de las razones de por qué debemos elegir Apple. La simbiosis entre software y hardware es asombrosa y se traduce en durabilidad para el usuario. Pagas más, pero disfrutas de más tiempo. Es cierto que hay gente que piensa que es mejor comprar barato y a menudo que caro y muy de vez en cuando. No lo comparto, pero es mi opinión.

Facilidad de uso

Esta es una característica que puede jugar en contra y a favor. De hecho, es muy utilizada por los críticos, precisamente para atacar a Apple y sobre todo al iPhone. El no poder personalizar como queramos el teléfono lleva a que los que odian a Apple lo tachen de un teléfono aburrido. Que no se pueda bajar aplicaciones que queramos de cualquier sitio supone un atentado contra la libertad de los usuarios.

Puede que tengan razón. Pero la idea de Apple no es que podamos poner el teléfono como queramos o bajarnos de no sé qué página cualquier aplicación para que la alarma nos suene como si fuera el imperio contra ataca. Se quiere sencillez y seguridad. Se busca que funciones cuando debe y que lo haga bien. Ahora podemos personalizar un poco más el iPhone y os puedo asegurar que no lo uso para nada. Sólo quiero que cuando pinche en el correo se me ejecute como debe y no me diga que ha habido un fallo porque he instalado no se que capa de personalización y el teléfono no puede con ello.

En fin, que para gustos los colores y yo soy de gustos sencillos y prefiero que funcione a tener un teléfono como si fuera una feria, lleno de colores y sonidos que encima no se relacionarlos con las notificaciones.

El iPad: No hay rival

Una última cosa. Breve. Porque lo bueno, si breve, dos veces bueno. Prueba una Tablet y luego un iPad.

Ya está dicho todo. 

En fin. Que seguirá con Apple porque es lo mejor que hay. Sin duda alguna.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta