Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 16/07/2018

Scroll to top

Top

No Comments

El mejor acompañante en Educación: iPad Pro o MacBook Air

El mejor acompañante en Educación: iPad Pro o MacBook Air
Alex Pariguana

Apple desde sus inicios ha tratado de vincularse a aspectos cotidianos de gran importancia y necesidad. Uno de ellos es el área Educativa. Cada propuesta tecnológica de los de Cupertino esta fuertemente ligada al potencial que este puede tener en este rubro. Y no únicamente por los dividendos que este pueda generar, sino por el prestigio que también este puede otorgar a la compañía. Hoy analizaremos dos productos de esta industria tecnológica: iPad Pro o MacBook Air.

Desde dos de sus aristas principales del campo educativo analizaremos cada uno de estos productos; su versatilidad, facilidad, compatibilidad con otros dispositivos del aula, precio y futuro. Desde la perspectiva de profesor o estudiante pondremos sobre la mesa dos productos prácticamente esenciales en el aula y fuera de ella en ámbitos de enseñanza-aprendizaje.

Pues bien, es indiscutible que ambos productos se encuentran en la mayoría de mochilas y morrales de cada universidad o colegio en estos días. La mayor ventaja a comparación de sus competidores es la facilidad con la que ambos dispositivos se pueden usar. Claro está, Windows también  ofrece ciertas mejoras y características que resultan ser indiscutibles a diferencia de la Mac. Pero este no es el tema hoy.

Macbook Air o iPad Pro desde la experiencia del usuario

Entre la MacBook Air y el iPad han ganado varios adeptos para Apple por su ligereza y facilidad de transporte. Aunque en el mercado actual existen distintas opciones incluso mas livianas que estas. Estos dos productos de Apple llevan la delantera por ser  los primeros en el mercado tecnológico en ofrecer potencia y diseño mucho antes que sus competidores. La principal diferencia física de ambos sea el teclado y su peso. El iPad Pro pesa 692 gramos mientras que el MacBook Air pesa 1.35 kg. Aunque ambos usan el App Store para instalar aplicaciones. El iPad tiene el soporte de iOS para instalar aplicaciones en productos Apple móviles.

 

 

Quizá la generación Y o “millenials”, generación Z o incluso la generación T manejen con cierta facilidad nuevas plataformas y dispositivos y nuestro raciocinio en torno a estos sean más fáciles. Para las generaciones predecesoras (generación Z, generación Baby boomer) puede ser muy complejo interactuar con cierta facilidad con plataformas de dispositivos móviles o de escritorio. Es así que, por un tema de inclusión, Apple se ha esforzado en simplificar esos gestos complejos de interacción en sus dispositivos. La experiencia en Mac y iPad resultan ser relativamente más fáciles e intuitivas para el usuario.

Es por ello, que en este primer análisis la experiencia de un iPad Pro va por encima que la de un usuario de una MacBook Air. La razón es simple. Un iPad resulta más fácil y accesible por su interfaz táctil y de aplicaciones simplificadas al uso de nuestro dedo sobre la pantalla.

Compatibilidad con otros dispositivos

Uno de las mejoras duplas en el aula es poder usar el iPad Pro o el MacBook Air con un proyector multimedia. La mayoría de proyectores en el mercado tienen un cable VGA; sin embargo, los recientes proyectores tienen conectores HDMI o enlaces Wi-Fi entre sus opciones para dispositivos de alta gama. Para poder enlazar dichos dispositivos, ya seamos profesores o alumnos, necesariamente deberemos adquirir algún adaptador que se venda por separado. Un adaptador Mini DisplayPort a VGA solucionará el problema. Lo mismo ocurre con un iPad, un adaptador lightning a VGA nos permitirá enlazar físicamente el proyector a nuestro iPad o incluso iPhone. Claro está, lo recomendable sería usar conectores HDMI en vez de los populares VGA. Esto por temas de calidad de imagen.

En iOSMac:   Las mejores ofertas del día en Amazon para terminar mayo

Existen otras formas de enlazar un dispositivo Apple con un proyector sin necesidad de cables. Wi-fi, Airplay, Apple TV, son algunos ejemplos. La ventaja es que incluso el Apple Watch puede ser nuestro control remoto para cambiar diapositivas en una presentación. La variedad de accesorios permiten llevar la ventaja sobre cualquier otro dispositivo que no sea Apple.

Ambos dispositivos, la MacBook Air o el iPad Pro se llevan las palmas. Estos accesorios resultan imprescindibles para todo profesor y alumno.

Programas VS Apps

En este punto el indiscutible ganador es el MacBook Air sobre el iPad Pro. La razón es que por mas aplicaciones que tengamos en el App Store de iOS, no podremos usar esos programas pesados que todo estudiante universitario pueda usar en su carrera en un iPad. Hubieron varios intentos, los claros ejemplos son CAD, CAM, PDM, FEA o CFD. Muchos de ellos inexistentes en la tienda de aplicaciones de iOS. Algunos con intentos fallidos o incompletos, al no ofrecer toda la experiencia y funciones que el programa si lo hace en una portátil. Recordemos que las Mac también son compatibles con Windows. Y la MacBook Air no es la excepción.

 

 

Sin embargo, muchos programadores de apps se encuentran en constante desarrollo de similares para dispositivos portátiles.

La historia es distinta en diseñadores de cualquier rubro. Las aplicaciones disponibles para ellos resultan ser bastante útiles e incluso más económicas que cualquier otro accesorio en el mercado. Basta un Apple Pencil y un iPad Pro para explotar toda esa creatividad en el aula.

Asimismo, basta un iPad Pro y un Apple Pencil para asistir a clases o tomar apuntes en una conferencia. Estos apuntes son más versátiles para un alumno. Mucho más accesible y fácil de editar. En conclusión, mucho apuntes más significativos en los que podemos agregar fotos, videos o incluso audio de la clase. Esto nos pone un paso más adelante al momento de revisar y estudiar. Adicionalmente, un iPad resulta ser mas accesibles al momento de leer PDFs y hacer notas sobre estas en cualquier parte. Una MacBook Air resulta ser un poco más limitante en estos aspectos.

Precio

Los precios de una MacBook Air empiezan desde 1.105,59 euros. Mientras que un  iPad Pro tiene un costo inicial de 729 euros. A esto debemos agregar el costo del Apple Pencil y del Teclado. básicamente con todo ello, el costo es similar o mayor a una MacBook Air, dependiendo de las característica y tamaño del iPad Pro.

Recordemos que el MacBook Air no ha sido actualizado recientemente. Y se espera que este año ofrezca nuevas actualizaciones relevantes.

Cualquiera sea su elección, estamos seguros que su experiencia y facilidad de interactuar con ellas serán de su agrado. Ya sea iPad Pro o MacBook Air, su uso será esencial en cada clase a dictar o a asistir.