Cada Keynote, cada producto lanzado llega con proyecciones llenas de optimismo. Las compañías saben cuando algo tiene que funcionar. No importa que gigante tecnológico sea. La posibilidad de que no se cumplan al menos las proyecciones más pesimistas es latente. Y ninguna compañía está exenta a este debacle. Y el gigante Samsung tiene el peor trimestre de ganancias.

Este primer trimestre ha golpeado muy duro a Samsung. La compañía tiene una perdida de ganancias mayor al 60%. Esta caída no se evidenciaba hace 4 años. La compañía coreana atribuye este debacle a la caída del precio de los chips de memoria y la poca demanda de venta de celulares.

En un reciente comunicado, Samsung se anticipa con números a su peor trimestre después de 4 años. En el 2018, Samsung cerró su primer trimestre con unas ganancias de 15.6 billones de wones. Sin embargo, este año Samsung presenta la cifra de 6.2 billones de wones. Más del 60% y el más bajo desde el tercer trimestre del 2014.

 

 

Aunque Samsung se haya anticipado a estas cifras, no pudieron evitar informar a sus inversionistas, el comunicado indicaba que los resultados del primer trimestre no cumplirían con las expectativas.

Cuando llueve, todos se mojan

Si recordamos Samsung no sólo se ocupa de la venta de sus propios dispositivos, sino también sus resultados están íntimamente ligados a las ventas que Apple realice. ¿Cómo es esto posible? Pues bien, recordemos que Samsung es el principal proveedor de pantallas para el iPhone. Y Apple tampoco ha presentado cifras positivas de ventas de su celular, esto implica que los pedidos para su fabricación hayan disminuido considerablemente.

Si a esto le sumamos la competencia desde China con repuestos de bajo costo. Definitivamente, Samsung evidenció un golpe muy fuerte en lo que va del año.

El rol del Galaxy S10 y el Galaxy Fold

Aunque Samsung haya renovado su nueva gama de móviles con el Galaxy S10 y sus similares y presentado el Galaxy Fold. Se espera que sus cifras mejoren. El Samsung Galaxy Fold saldrá a la venta este fin de mes y sea quizá el héroe que rescate a Samsung de su mala racha. Sin embargo, muchos califican a sus dispositivos excesivamente costos por tratarse de dispositivos de nivel premium. Esperemos que esta nomenclatura no menoscabe la economía de la compañía coreana y no aleje al usuario curioso de probar su nueva gama.

 

 

Apple y Samsung están siendo víctimas de gigantes compañías chinas que a falta de innovación lo que hacen es duplicar dispositivos y accesorios a bajo costo. Sólo para resumir su éxito hasta ahora.