En una interesante entrevista realizada por el medio digital Infobae, Germán Greco, el gerente general de Motorola Argentina, se explayó acerca de cómo ve al mercado local, cómo los afecta el mercado “gris” y destacó cuáles fueron los primeros efectos de las medidas tomadas por el Gobierno en cuanto a tasas y aranceles.

El mandamás de la segunda marca de celulares de la Argentina a nivel ventas (la primera es Samsung) participó del Mobile World Congress de Barcelona, y desde allí habló con el medio local sobre lo que sucede en nuestro país, donde la compañia que preside -hoy subsidiaria de la china Lenovo- facturó unos US$350 millones en 2017 y espera repetir cifras en este año.

Aquí, los momentos más intensos de la nota…

– ¿Qué evaluación hace del negocio de venta de móviles en la Argentina?

– Las ventas en 2017 se mantuvieron si se las compara con el año anterior: entre 10,5 y 11 millones de equipos. Pero hubo un corrimiento hacia la gama media. Los consumidores compran equipos de más calidad motivados por la oferta de las operadoras y las cuotas. Un resumen podría ser: volúmenes similares, mejores equipos.

– Lo que sí creció es el llamado “mercado gris”…

– Sí, el mercado gris es el gran problema de la industria local. Son los equipos que ingresan por canales no formales. Ni siquiera están aprobados. Ese segmento creció un 30%. Según AFARTE, la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica, son unos 3,2 millones de equipos por año. Es un volumen gigantesco. Toda la industria está trabajando para atacar ese problema.

– Concretamente, ¿cómo los afecta?

– Nosotros sabemos al detalle cual es la activación de nuestros propios equipos que ingresan por el mercado “gris”. En 2017 fueron 900.000 equipos “grises” contra 600.000 del año anterior. Es mucho. Habitualmente, por vías formales vendemos 1,2 millón de equipos, con un crecimiento de 20%.

– La verdad, el impacto es muy bajo. Menos del 1%, según los datos de importación. Es muy caro, y la gran mayoría de los que lo quieren lo compran afuera. En la región es igual: 3% o 4% del share. En EE.UU. funciona muy bien porque es casi gratis, lo pagás con el abono. Respetamos a la competencia, a muchos consumidores les gusta… pero hay que pagarlo.

– Trascendió un proyecto oficial para hacer una “lista blanca” de activaciones. Los productos fuera de ella no podrían funcionar. ¿En qué quedó ese plan?

“El mercado gris es el gran problema de la Argentina. Son los equipos que ingresan por canales no formales…”

– No hay nada oficial aún, pero sí estamos trabajando en algunos proyectos con el Gobierno. Nosotros, mientras tanto, ponemos el foco en cuestiones que tienen que ver con competitividad y costos propios. Si se bajan esos costos, se pueden bajar los precios, y así se ataca también el mercado ilegal. Pero es difícil ganarle a un competidor que no paga impuestos.

– Hubo una baja en los impuestos internos a fines de 2017. ¿Qué consecuencias tuvo?

– Sí, el Gobierno sacó el impuesto interno y bajamos los precios casi un 10%. Pero luego subió el dólar, lo que encarece el transporte internacional. Por eso tuvimos que subir los precios, pero igual quedaron por debajo de los números de octubre pasado. Ese es el camino de la eficiencia y competitividad que tenemos que recorrer: mejores costos, mejores precios.

– ¿Cómo será 2018 para el sector?

– Las ventas serán similares. Nosotros vamos a seguir creciendo, con un portafolio fuerte, sobre todo de la mano del ‘video on demand’ y nuevas aplicaciones. Van a impactar la fusión de Telecom con Cablevisión, herramientas como Flow y el cuádruple play. Las otras operadoras se van a mover también. Motorola va acompañar con inversiones y más productos: los argentinos quieren la mejor tecnología, siempre.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.