Hace unas semanas que la empresa NEST comenzó a comercializar sus productos en España. Uno de estos productos es la cámara de seguridad de interior que en iOSMac ya hemos podido probar a fondo y hoy te traemos su análisis.

Nest comercializa dos modelos de cámaras de seguridad, la que es para interiores y la de exteriores. En el caso del modelo de interior que es el que hemos analizado, nos ha dejado muy sorprendidos ya que esta cámara es muy superior a los modelos que existen actualmente de cámaras IP. Desde la facilidad de la instalación, pasando por sus características, hasta los perfectos acabados de calidad que tiene.

Instalación de la Nest Cam

Una vez que tenemos la caja y sacamos todo lo que hay en su interior, encontramos la cámara, un soporte para anclarla a la pared, el cable de corriente (microUSB–USB) y el adaptador de corriente para conectarlo a un enchufe.

La instalación de la Nest Cam es un proceso extremadamente sencillo que haremos en cuestión de 5 minutos. En primer lugar debemos buscar el sitio donde queremos situar la cámara de seguridad, es recomendable que sea una esquina de nuestra casa o habitación para así conseguir cubrir el mayor campo de visión posible, aunque esto no es problema ya que la cámara tiene un angular de 130º. La cámara la podremos colocar apoyada en una superficie plana como una mesa o mueble o en la pared. Un punto bastante curioso que me sorprendió cuando instalé la cámara es que la base es un imán, por lo que podremos ponerlo sobre una superficie metálica sin necesidad de hacer agujeros en la pared. En caso contrario, siempre nos queda la opción de atornillarla a la pared con el soporte incluido.

Una vez que la tenemos situada en el lugar que queremos, llega el momento de configurarla. Lo primero, lógicamente, es conectar el cable a la cámara y al enchufe (el cable es bastante largo por lo que no tendremos problemas para acceder a algún enchufe). Una vez conectada se encenderá una luz de color azul en la cámara. Es hora de configurarla.

Para configurarla lo primero que necesitamos es descargar la aplicación NEST en nuestro dispositivo, se encuentra disponible tanto para iOS como para Android. Descargamos la aplicación y nos creamos una cuenta. Ahora pulsamos en el botón “+” que aparece y seleccionamos el producto a añadir, en nuestro caso “Nest Cam”. A continuación escaneamos con el móvil el código QR que se encuentra en la parte inferior de la cámara. Por último, seleccionamos muestra red wifi y ponemos la contraseña. Ya está configurada la cámara. Ahora solo nos queda si queremos configurar el resto de parámetros como cuando queremos que nos avise la cámara o si queremos que automáticamente se apague cuando llegamos a casa.

[app url=”https://itunes.apple.com/es/app/nest-your-home-in-your-hand/id464988855?mt=8″]

 

Respecto al led de la parte superior de la cámara, podemos ver los siguientes estados:

  • Azul: buscando conexión con internet
  • Verde: la cámara está conectada
  • Verde parpadeando: alguien está viendo la imagen en directo de la cámara
  • Azul parpadeando: alguien está hablando por la cámara.

Experiencia tras dos semanas de uso

Las bondades de esta cámara Nest de interior no son pocas. La primera característica que vemos nada mas sacarla de la caja es la calidad de los materiales. La cámara, a diferencia de otras que son de plástico, está fabricada de aluminio que hace que nos demos cuenta de la calidad que tiene, además, su diseño hace que pase desapercibida donde la pongamos, ya que, desde la propia app, podemos desactivar el led de color verde que tiene lo que hace que pase aún más desapercibida como un elemento decorativo más de nuestro salón.

Otro de los aspectos es la calidad del video que retransmite en directo. La lente de la cámara tiene una calidad 1080p HD que podemos ver en tiempo real desde cualquier lugar del mundo a máxima calidad gracias a la antena de doble banda que incorpora para aprovechar al máximo la conexión WiFi de nuestra casa si tenemos un router con una red a 5GHz. Además, no debemos preocuparnos por la seguridad del video de nuestra casa ya que el vídeo va encriptado con un certificado TLS/SSL 128-bit AES, por lo que estamos seguros que nadie podrá acceder a nuestra casa (en lo que al video se refiere).

Otro aspecto más que llama la atención cuando ves la imagen de la cámara es el gran angular que tiene, concretamente 130º. Comparado con otras cámaras IP que existen en el mercado, con la Nest Cam podremos ver todo lo que ocurre alrededor de ella ya que la pongamos donde la pongamos tendremos una visión completa de la sala que estemos vigilando.

En iOSMac:   Las mejores ofertas del día en Amazon antes del Black Friday

Junto con el gran angular de está cámara, también tenemos los infrarrojos para visión nocturna que nos proporcionan una gran claridad de la imagen. Los infrarrojos se activan automáticamente cuando se hace de noche y, aunque físicamente en la habitación nosotros no vemos nada, a través de la cámara podemos ver la imagen con gran claridad como si fuese de día (aunque en blanco y negro).

Lo que si tiene está cámara igual que otras, es la posibilidad de escuchar todo lo que ocurre en el lugar y nosotros poder hablar a través de la cámara desde cualquier parte del mundo en la que nos encontremos.

Otras dos opciones que tenemos con la cámara, es la posibilidad de ampliar la imagen con un zoom digital 8x. También podremos compartir la cámara con familiares para que puedan ver ellos desde su propia cuenta Nest la cámara y puedan manejarla.

La cámara, cuando detecta movimiento nos enviará una notificación al iPhone. Esta característica me ha parecido muy interesante, ya que, si tenemos un iPhone 6s o superior con 3DTouch, si pulsamos fuerte sobre la notificación hará uso de las notificaciones enriquecidas presentadas con iOS 10 y podremos ver desde la misma notificación la secuencia de movimiento de la persona que ha detectado la cámara.

Además, cuando la cámara se desconecta de la corriente también nos llega una notificación al móvil con las imágenes de los últimos instantes de cuando ha perdido conexión.

Nest Aware: la suscripción de pago para obtener más funciones

Cuando instalamos la cámara y la configuramos con nuestra cuenta Nest, se inicia una prueba gratuita de un mes al servicio Nest Aware. Este servicio es una suscripción de pago mensual que incluye una serie de ventajas y hará que sea aún más util nuestra cámara.

La primera y más destacada función que nos ofrece Nest Aware, es la grabación continua de imágenes en sus servidores cifrados de los últimos 10 días o del ultimo mes. El hecho de que la cámara grabe continuamente hará que podamos acceder al vídeo en cualquier momento y desde cualquier lugar desde nuestro teléfono móvil o desde la versión web de forma muy visual para acceder al momento concreto que queramos. Esta claro que si nosotros estamos en casa y no queremos que la cámara grabe por los motivos que sea se puede desactivar temporalmente la grabación apagando la cámara (existe una opción que apaga la cámara automáticamente cuando entramos en casa y se enciende al salir).

Otra de las funciones interesantes de la suscripción a este servicio son las alertas de personas. La cámara nos avisará mediante una notificación cuando detecte movimiento, pero si tenemos una suscripción a Nest Aware será capaz de detectar a personas y solo nos avisará cuando detecte a una persona. También nos permitirá crear clips acelerados de un tiempo concreto que podremos descargar y compartir con quien queramos. Por ejemplo, podemos crear un “time-lapse” en que vemos la última media hora en tan solo 2 minutos. O también podemos descargar el clip sin acelerar por si nos han entrado a robar que ese clip no desaparezca a los 30 días.

Además, volviendo al tema de las alertas de movimiento, con la suscripción a Nest Aware podremos crear zonas en el campo de vision de la cámara para que nos avise cuando se detecte movimiento en las zonas concretas que queramos y podamos identificarlo.

Nest Aware tiene un precio de 10€ al mes si queremos mantener el vídeo de los últimos 10 días, o 30€ al mes si queremos el vídeo de los últimos 30 días. En ambos precios se incluyen todas las ventajas de la suscripción.

En caso de que no tenemos la suscripción a este servicio premium, seguiremos recibiendo alertas genéricas por movimiento en nuestro teléfono y no podremos ver el vídeo pasado (aunque si en directo). En caso de que detecte algún movimiento, quedarían almacenadas las capturas de movimiento de las últimas tres horas.

Personalmente, tras probar la suscripción Nest Aware que incluye cada cámara, he decidido renovarla cuando termine la prueba gratuita ya que son bastantes ventajas las que nos ofrece por un precio no muy elevado.

La Nest Cam Indoor la podemos encontrar a la venta en España en Amazon, El Corte Inglés o Media Markt, por un precio de 199€.

 

[amazon_link asins=’B01NBOQAC3′ template=’ProductCarousel’ store=’ijailbreak-21′ marketplace=’ES’ link_id=’2c5c8944-00b2-11e7-a9dc-ad0db1b2adec’]

 

Puedes leer más información sobre la Nest Cam Indoor en su página web.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.