Luego de años en las sombras y rodeado de rumores, se supo en los últimos días que Apple está realmente desarrollando un servicio de transporte “autónomo” o de “auto-conducción”. Sin embargo, la mala noticia es que será exclusivo para empleados de Apple y para trasladarse de un edificio a otro, informó The New York Times.

El proyecto (¿secreto?) del Apple Car cambiaría de esta manera el enfoque inicial orientado a un vehículo completamente autónomo para pasar a transformarse en un sistema de conducción autónomo. En una primera etapa, y para probar ese sistema, Apple utilizará aparentemente los autobuses de los empleados.

Apple buscó reinventar la rueda en su vehículo autónomo, se investigó la posibilidad de utilizar ruedas esféricas -redondas como un globo terráqueo-.

El llamado “PAIL” (del acrónimo de “Palo Alto to Infinite Loop”) consiste en un programa de transporte exclusivo para empleados entre las innumerables oficinas de Apple en Silicon Valley. Se dice que Apple planea utilizar un vehículo comercial “de un fabricante de automóviles” emparejado con su propia tecnología de conducción autónoma para los transbordadores.

Cinco empleados de Apple -familiarizados con el proyecto del Apple Car- hablaron con The New York Times sobre el programa y compartieron algunos detalles sobre las tecnologías que exploró Apple antes que el proyecto fuera reducido de un automóvil completo a solo un software.

El sistema de transporte autónomo será exclusivo para empleados de Apple y para trasladarse de un edificio a otro.

Cuando Apple comenzó a evaluar las tecnologías existentes en automóviles bajo el nombre de “Project Titan”, contrató a cientos de personas con experiencia en diversas materias, desde la automatización hasta la fabricación misma. El equipo examinó una amplia gama de tecnologías, incluyendo silenciosas puertas motorizadas, interiores de coches sin volante o pedales a gas, pantallas de realidad aumentada, sensores que sobresalen menos de la parte superior del coche y hasta ruedas esféricas: “Apple incluso buscó reinventar la rueda. Un equipo dentro de Titán investigó la posibilidad de utilizar ruedas esféricas -redondas como un globo terráqueo- en lugar de las tradicionales, redondas, porque las ruedas esféricas podrían permitir un mejor movimiento lateral”.

El proyecto del automóvil de Apple sufrió retrasos, conflictos internos y hasta problemas de liderazgo. Según la gente que habló con el New York Times, “no había una visión clara para el coche de Apple y hubo desacuerdos internos sobre si debería perseguirse un vehículo autónomo o un vehículo semiautónomo y qué lenguaje se debía utilizar para el software”.

En iOSMac:   "Luna" de Amazon estará disponible para usuarios de iOS

Apple pasó de imaginar un vehículo autónomo completo a solo desarrollar su software.

Steve Zadesky, que inicialmente lideró el Proyecto Titan pero renunció a principios de 2016 , impulsó un vehículo semiautónomo, mientras que el equipo de diseño industrial de Ive quería un vehículo autónomo que permitiera a la compañía “reimaginar la experiencia del automóvil”.

Bob Mansfield asumió el proyecto a mediados de 2016, y se pasó de vehículo completo a software. Desde ese entonces, muchos miembros del equipo de hardware fueron despedidos.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.