Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 02/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

¿Recibiste tu primer Mac ? Te enseñamos algunas cosas útiles

¿Recibiste tu primer Mac ? Te enseñamos algunas cosas útiles
Martin Orosco

Ésta es la época del año más cautivante y, tal vez si fuiste un niño muy bueno, te encontraste debajo de tu árbol de Navidad un Mac. Si ha sido así, felicitaciones, estás por entrar a un mundo fantástico donde no te debes “pelear” con el ordenador para hacer una sencilla tarea y absolutamente todo es más intuitivo y fácil de asimilar. ¿Estás listo? Aquí vamos con una pequeña guía que te ayudará a entrar en contacto con tu nuevo Mac.

 

Entrando en contacto con tu primer Mac

Lo primero que diferencia un Mac respecto a un PC es su valor de reventa. Si bien, como cualquier artículo usado, va perdiendo valor con el tiempo, lo hace de una manera mucho más gradual que los ordenadores de otras marcas y con otros sistemas operativos. Éste es un dato de hecho y se sustenta fundamentalmente en dos cosas: 1) las actualizaciones del sistema operativo no son solamente aplicables a los nuevos Macs sino que también pueden ser instalados en sistemas con algunos años a las espaldas funcionando siempre de manera más que eficiente. Piensa que aún hoy, a pocos días del 2016, el último sistema operativo que lanzó Apple (OS X 10.11 El Capitan) puede ser instalado en ordenadores de hasta hace 9 años; 2) la fuerza que posee la marca. Hay muchas personas interesadas en poseer un Mac y esto hace que el mercado del usado se mantenga siempre muy fuerte.

Por ende, es fundamental conservar la caja, lógicamente la de un iMac es más engorrosa a la hora de guardarla pero te puede servir tanto para trasladar el ordenador como a la hora de la venta ya que quien compra un ordenador usado siempre lo prefiere completo (con accesorios y caja).

iMac nuevo

La caja del iMac te puede servir si debes trasladar el ordenador y a la hora de la venta.

 

TE RECOMENDAMOS:   Utiliza una imagen como portada de Safari en Mac

Primer encendido

Una vez desempaquetado y, en el caso de un iMac, ubicado en el lugar de la casa que has elegido para tenerlo, procede a encenderlo. Es importante que tengas a mano la contraseña de tu red Wi-Fi porque en el proceso de configuración te será requerido.

Una vez encendido, el Mac te guiará para la configuración esencial de tu dispositivo. Bastan realmente pocos minutos para poder tener el ordenador funcionando:

  • Si tienes un iMac la primera cosa que te pedirá es conectar el ratón y el teclado.
  • Siguiendo el proceso tendrás que elegir el idioma principal del sistema y tu país.
  • El siguiente paso va a ser el de seleccionar tu red Wi-Fi o Ethernet e ingresar la contraseña para acceder a tu servicio.
  • Una vez que has hecho esto, el Mac te dará la opción de transferir información (datos, ajustes y aplicaciones) desde otro Mac, un PC con Windows, una copia de seguridad de Time Machine o un disco. La aplicación de este Asistente de Migración se puede ejecutar en otro momento, no es necesario hacerlo en el instante en que estás configurando por primera vez el ordenador, por ende, y para poder preparar mejor la migración (en el caso que sea necesaria), es mejor saltar este paso clicando en: “No transferir ninguna información ahora” dejando al ordenador con una instalación “limpia”.
  • En la siguiente pantalla deberás configurar iCloud, introduciendo tu Apple ID, ya lo tienes si posees algún otro dispositivo Apple, si no es así lo puedes crear inmediatamente o saltearte el paso para hacerlo más tarde. Mi recomendación, si tienes Internet, es que lo hagas en este momento.
  • La siguiente pantalla te lleva al inevitable “Terminos y Condiciones del Contrato de Licencia” que tienes que aceptar para poder continuar.
  • Luego deberás crear una cuenta en el ordenador pudiendo, obviamente, elegir el nombre, una imagen que te represente y una contraseña. En un segundo momento podrás agregar más cuentas teniendo distintas configuraciones en cada una de ellas.
  • La pantalla que verás a continuación es la de Diagnóstico y uso en la cual, si quieres, podrás habilitar el envío de información sobre tu ordenador a Apple. Lógicamente, los datos son anónimos y sirven para mejorar el sistema por lo que yo aliento a enviarlos. La comunidad de maqueros estará agradecida.
Mac mini

La familia de Macs es extensa y va desde el Mac mini al Mac Pro.

 

TE RECOMENDAMOS:   MacBook Air necesita renovación, pero ¿la tendrá? [Encuesta]

Algunos datos útiles

  • Si quieres ver los discos duros o discos externos en el escritorio del sistema operativo deberás ir a Finder y luego a Preferencias. Allí tendrás, entre otras opciones, la posibilidad de ver en el escritorio el icono de los discos.
  • Siempre en Preferencias del Finder, en la pestaña “Barra Lateral” podrás seleccionar los ítems que quieres que aparezcan en la misma cuando accedas a uno de tus discos.
  • En el menú Visualización podrás elegir cómo ordenar los iconos en tu escritorio y dentro de las carpetas.
  • Debes siempre prestar atención en los distintos menús porque la mayoría de las veces tendrás la posibilidad de utilizar los llamados atajos de teclado que te permitirán ahorrar tiempo accediendo a la función que quieres sin la necesidad de desplegar un menú.
  • El dock es una barra donde puedes colocar los programas para los cuales quieras tener un acceso veloz. Generalmente se sitúa en la parte inferior de la pantalla pero también lo puedes colocar a la derecha o izquierda de la misma. Las distintas opciones para configurar el dock se encuentran yendo al menú y luego seleccionando Preferencias del Sistema y clicando el icono Dock. Allí podrás elegir la posición de la barra, el tamaño de los iconos, distintos efectos visuales, entre otras cosas. Verás, con el correr del tiempo, que hay más de una manera para acceder a los distintos menús y programas del sistema.
  • Para ingresar un programa en el dock deberás entrar dentro del disco duro de tu ordenador (por defecto llamado Macintosh HD), ingresar en la carpeta Aplicaciones y arrastrar el icono de la aplicación que deseas agregar en el dock hasta la barra. Verás que las aplicaciones lindantes al lugar donde quieres agregar el programa se separarán permitiendo que agregues el nuevo icono. Por el contrario, si deseas eliminar una aplicación del dock deberás solamente arrastrarla desde el mismo al escritorio.
  • Para borrar archivos basta con arrastrarlos a la papelera. Otra opción es posicionarse con el puntero sobre el archivo que queremos borrar y clicar manteniendo apretada la tecla “Ctrl” (esto es el equivalente al botón derecho del mouse); aparecerá un menú que entre sus opciones tendrá la de “Trasladar a la papelera” el elemento seleccionado. Para borrar los archivos definitivamente basta ir a la papelera y clicar sobre ella con, nuevamente, la tecla “Ctrl” apretada. De esta manera veremos un menú con la opción de vaciar la misma o entrar a ella, si es que queremos rescatar algún archivo.
  • Cuando quieras extraer un disco externo, unidad USB o tarjeta de memoria verás que el icono de la papelera se transforma en el símbolo universal de “expulsar”.
  • Los nuevos Macs vienen con una serie de aplicaciones gratuitas equivalentes y compatibles a las de la suite Office de Microsoft (Pages que equivale a Word, Numbers a Excel y Keynote a PowerPoint); también encontrarás GarageBand (para editar música) y iMovie.
MacBook

Conservar la caja y los accesorios en perfectas condiciones te puede facilitar una futura venta.

 

TE RECOMENDAMOS:   Jony Ive descarta un Mac con pantalla táctil en un futuro

Éstos son sólo algunos datos que te pueden ser de utilidad como para iniciarte. Lo mejor es arremangarte y comenzar a investigar una plataforma que, estoy seguro, te dará muchas satisfacciones.

¡Que lo disfrutes!