Épocas de vacas flacas, tiempos de pagar las cuentas. Desde hace algunos meses, los argentinos vemos cómo nuestro poder adquisivo se reduce. Que la pesada herencia, que la administración del ajuste, sea como sea, nuestros ingresos alcanzan cada vez para menos cosas. Y se nota. El último dato indica que, en el primer semestre de 2017, se comercializó en la Argentina un millón de celulares menos respecto de igual período anterior, según el sitio Telesemana.

En Argentina, se comercializó un millón menos de celulares que el año anterior.

La baja neta sería del 22,3%. Y el índice sería más cruel si no fuera por el crecimiento de las ventas en la gama media (de entre $5.500 y $7.500).

Para peor, agrega el diario local “El Cronista” un crecimiento voraz del mercado negro o paralelo. En su informe estiman que (de un total promedio de 12 millones de unidades) un 25% corresponde a ventas provenientes de circuitos ilegales (que no pagan impuestos y, por ende, son más accesibles). Según el gerente de la Cámara de Agentes de Telecomunicaciones Móviles de Argentina, Jorge Giordano, las empresas antes vendían alrededor de 13 millones de teléfonos, y en el último año apenas superaron los 9 millones.

La proliferación de sitios como MercadoLibre, favorecen o facilitan este tipo de operaciones extra sistema, y que tanto mal le hacen a la sociedad toda.

El mercado negro ya se queda con el 25% de las ventas.

De todas maneras, hay esperanza. Algunos creen que pronto se saldrá de la recesión y que habrá recuperación para el segundo semestre. “El mercado mostró una mejora en el segundo trimestre, con un marzo igual, abril y mayo presentaron variación interanual positiva. Se espera una segunda mitad muy fuerte en acciones (como HotSale o fechas especiales) que logran apaciguar la caída de meses no tan buenos como septiembre o noviembre”, aseguraron de la consultora GFK Argentina.

En iOSMac:   Truco: ¿Cómo crear sub-listas dentro de Notas en iOS? 

Hay esperanza para el segundo semestre, se espera un repunte.

Un hecho que podría maquillar estos números es la pronta llegada de los buques insignia de las marcas líderes (Apple, Samsung, etc.), dada la liberación de las importaciones y la vuelta de las cuotas para el consumo directo.

La única verdad es la realidad, decía Perón. Esperemos que, más allá de poder acceder a bienes de consumo, esta inflación galopante deje de cercenar nuestras expectativas de futuro y que comprar un celular no sea un lujo para pocos. ¿Hay esperanza? Desde ya, somos argentinos y sabemos de malas.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.