La historia secreta del IPhone

THE ONE DEVICE
The Secret History of the iPhone by Brian Merchant.

Antes de que Apple fuera consciente de ello, el proyecto que se convertiría en el iPhone fue nombrado con el código “Purple”. Nadie parece recordar por qué le llamaron como el juguete de un canguro morado que pertenecía a uno de los ingenieros.

Purple era tan secreto que incluso dentro de Apple casi nadie lo sabía. Fue desarrollado en un laboratorio cerrado herméticamente detrás de una puerta de metal y con lectores de huellas para entrar. Los empleados tenían que firmar N.D.A.s (Acuerdos de Confidencialidad) de sus propios contratos.

 

Al laboratorio se le conocía como el dormitorio púrpura

La gente que trabajó allí, lo hizo durante 24 horas, fines de semana, días festivos, vacaciones y lunas de miel. Comieron allí, dormían allí, vivían allí, olían mal…

Aunque aparecían por allí  el co-fundador de Apple, Steve Jobs y el mago del diseño, Jony Ive, Purple podría parecer una pesadilla de trabajo excesivo. Tarballs técnicos insolubles (formatos de archivo de UNIX) y luchas internas políticas causaban un trabajo caótico.

Andy Grignon, uno de los principales ingenieros del iPhone dijo:

Se creó una olla a presión de un montón de gente realmente inteligente. Con un plazo imposible, una misión imposible, y luego escuchas que el futuro de la compañía está descansando en ella.

El dormitorio púrpura algún día será el escenario perfecto para un drama claustrofóbico y tenso escrito por el guionista Aaron Sorkin.

Si lo hace, ese drama podría llamarse “El único dispositivo: La historia secreta del iPhone”. El nuevo libro de Brian Merchant, editor de Motherboard. Realizó un importante trabajo de investigación y recopilación de un gran número de detalles y anécdotas sobre el desarrollo del iPhone. Muchos de ellos previamente no se conocían

 

Es importante saber que aparte de ser resistente a salpicaduras de agua y polvo, el iPhone resiste a la historia

El iPhone mora entre nosotros. Parece como si entró en nuestro mundo desde algún plano más alto, más ideal de la existencia. Su cara negra y plana no se asemejan a los contornos del cráneo humano. Su superficie brillante y lechosa no ofrece pistas sobre dónde y cuándo se hizo, ni por quién, ni cómo.

Ni siquiera puedes abrirlo sin un destornillador especial llamado Pentalobe. Es un efecto no sólo del diseño físico del iPhone sino de la extraña cultura de reverencia y secreto que Apple ha creado y sigue manteniendo alrededor de sus productos. El iPhone sabe todo sobre nosotros, pero sabemos muy poco sobre él.

Un ejemplo de esto es:

Multitouch, tecnología que permite que la pantalla táctil del iPhone pueda rastrear varias yemas de los dedos a la vez. Es por eso que se puede pellizcar para hacer zoom. ¿De dónde viene esto?

Steve Jobs siempre sostuvo que el multitouch fue inventado en Apple. Aunque no fue así.

Como lo demuestra Merchant, se inventó varias veces. Incluso en los años 60 en el Royal Radar Establishment de Inglaterra y en los años 70 en el CERNLa tecnología multitouch específica que entró en el iPhone, fue pionera en el cambio de milenio por un hombre del que casi nunca hemos oído hablar: Wayne Westerman.

Un ingeniero brillante Ph.D. en la Universidad de Delaware. Trabajó en el multitouch debido a que sufría graves lesiones por esfuerzo repetitivo, lo que hizo que las interfaces de teclado convencionales le hiciesen agonizar. Apple adquirió la compañía de Westerman, FingerWorks, en 2005, con lo que desapareció detrás de la cortina de titanio de Apple.

Apple no ha permitido que Merchant entrevistara a Westerman, ni a ningún empleado actual de Apple, para “The One Device”.

Eso sí, Merchant gracias a su trabajo de investigación y con cautela ha podido rastrear a la hermana de Westerman. Así es como ha podido sacar más información y contárnosla.

Es curioso que si lees un análisis metalúrgico de un iPhone, o ves a Merchant recorrer el mundo en busca de las materias primas que Apple usa, te puedes encontrar con: materiales de una mina de estaño en Bolivia, una mina de litio en el desierto chileno y un vertedero de residuos electrónicos en Nairobi, donde muchos iPhones terminan.

Su éxito concluyó con una visita a la fábrica de Foxconn, en Shenzhen, China, donde se producen los iPhones. Foxconn tiene una reputación por las malas condiciones de trabajo y los occidentales que la visitan son generalmente seguidos de cerca. Durante un viaje al cuarto de baño, Merchant se sale del recorrido y campea a sus anchas.

Allí vió como millones de componentes de electrónica se fabrican juntos en monolitos idénticos. 

Merchant también nos cuenta las historias de origen de las tecnologías que convergen en el iPhone. Gorilla Glass, sensores de movimiento, baterías de iones de litio, chips ARM, tecnología inalámbrica y así sucesivamente. Muestra cuánta gente trabajó para la creación del iPhone, como contrapeso al mito del inventor solitario. Noción que después de horas de trabajo, un hombre puede conjurar una invención que cambie el curso de la historia.

Si alguna vez has trabajado en un proyecto desesperanzador que parecía que no iba a ninguna parte, sacarás una fuerza espiritual del relato de Merchant sobre la vida en las trincheras de Purple

Incluye fascinantes callejones sin salida y puzzles. Un prototipo basado en la rueda de clic del iPod original, retroiluminada en azul y naranja. Sacrificios personales (el iPhone es la razón por la que estoy divorciado). Oscuros obstáculos técnicos (el sensor de proximidad infrarrojo del teléfono). La tensión del backstage en el lanzamiento (yo estaba realmente allí, pero aparentemente lo perdí todo). Incluso un simbólico asesinato en el escenario (Jobs demostró públicamente que borró un contacto, usó el nombre del vicepresidente de Apple, insinuando la salida inminente de Fadell).

El iPhone se disfraza como una cosa no creada por manos humanas. El libro de Merchant hace visible que el trabajo humano en el proceso disipa la distorsión de la realidad que rodean al iPhone.

Merchant vuelve a decirnos que:

“The One Device” no es definitivo, pero es un comienzo. Lo que necesitamos es el equivalente crítico de un Pentalobe. Un libro que abrirá el significado del iPhone, para interrogar correctamente a este simbionte digital, o parásito. Quién ha introducido nuevos tipos de conexión y desconexión en nuestras vidas.

Si el iPhone fue una revolución, ¿quién o qué fue exactamente derrocado?

Todo lo que os hemos contado en este artículo está sacado del libro de Brian Merchant. Si estás interesado en adquirir este libro para poder leer completamente la historia puedes adquirirlo a través de Amazon.

En iOSMac:   Notre Dame tendría un techo de cristal diseñado por el mismo arquitecto que diseñó las Apple Store
Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.