La mayoría de la gente, en cuanto tiene disponible una actualización compatible con su dispositivo, se lanza al botón de instalación bajo la promesa de ingenieros y desarrolladores, de que vamos a notar una increíble mejoría en el rendimiento de nuestro iPhone o iPad al optimizar al máximo la relación entre hardware y software. Sin embargo, en algunas ocasiones, lo último disponible no es lo mejor para nuestros smartphones de última generación, como nos demuestran los chicos de newesc que han determinado que iPhone 6 y iOS 11 parecen no ser la mejor combinación.

iPhone 6 y iOS 11 parecen no ser la mejor opción si queremos el mejor rendimiento

Desde el desarrollo del mundo digital y de las nuevas tecnologías todo es, objetivamente parametrizable. A priori los resultados que se obtienen son datos objetivos de rendimiento de los diferentes dispositivos que tenemos en nuestro hogar, ya sean televisores, cámaras de fotos, teléfonos móviles, ordenadores o coches. Pero lo que suele ocurrir es que dichos resultados son consecuencia de unos análisis realizados en condiciones muy controladas, condiciones que, en raras ocasiones, se suelen producir en el mundo real en el que se utilizan los dispositivos. Por ello, en ocasiones, nos deberemos preguntar si realmente los test de rendimiento son la base sobre la que sustentar nuestras próximas compras.

Análisis del GPU y CPU del iPhone 6 / iPhone 6s y iPhone 7 – Fuente Futuremark

Las Benchmark o pruebas de rendimiento, son los test a los que se someten los dispositivos tecnológicos para analizar el rendimiento de programas informáticos o de los diferentes componentes que conforman dichos dispositivos, ya sean  la CPU, la memoria RAM o la tarjeta gráfica. Son las pruebas en las que se apoyan las diferentes marcas comerciales para asegurarnos que el último producto puesto a la venta es lo mejor que hay en el mercado en ese momento. Sin embargo, en ocasiones no es del todo cierto, o al menos, no es del todo cierto si se realizan ciertas combinaciones que podrían parecer ventajosas, pero que a la postre suelen resultar perjudiciales.

En newesc han realizado sus propios test comparando dos iPhone 6 con iOS 11 y iOS 10

¿Por qué toda esta larga introducción a los test de rendimiento?. Muy sencillo. Porque como ya os he comentado un par de párrafos más arriba, pese a que podría parecer una mejora sustancial la instalación del último iOS en los dispositivos compatibles según Apple, es decir, desde el iPhone 5S o desde el iPad Mini 2, lo cierto es que uno de los redactores de newesc ha llegado a la conclusión, de que al menos en su caso, el iPhone 6 y iOS 11 no son una buena combinación si se busca mejorar o mantener el rendimiento del teléfono.

En iOSMac:   Face ID y Touch ID en el iPhone, ¿es necesario?

Domingo Gomes, tras instalar en su iPhone 6 la última beta de iOS 11 y comprobar el descenso en el rendimiento del teléfono, decidió volver a iOS 10 con el que tan buenos resultados estaba obteniendo. Y lo cierto es que, teniendo en cuenta las quejas de los usuarios, con la instalación del último sistema operativo para dispositivos móviles de Apple, la decisión fue más que acertada.

Los resultados teóricos de los test realizados en un iPhone 5S con iOS 10 poco tienen que envidiar a un iPhone 6 con iOS 11

Pero si se tienen en cuenta los resultados de los test de rendimiento de Futuremark, el iPhone 6 rinde prácticamente igual o incluso, en ocasiones, mejor con iOS 11 que con cualquiera de los sistemas operativos que le han precedido. Como ya hemos señalado las condiciones de los benchmarks son condiciones perfectas que no ocurren en un mundo real. Por ello Domingo decidió hacer su propio test y comparar su iPhone 6 con iOS 10.3.3 con el iPhone 6 de un amigo en el que se trabajaba con iOS 11.

benchmarks-5S
Resultados con 3D Mark Sling Shot Extreme y Ice Storm Unlimited para mi iPhone 5S

¿Qué resultados obtuvieron?. Curiosamente, pese a trabajo mejor el iPhone 6 con iOS 10 de Domingo Gomes los resultados de los test fueron peores, por lo que  “esta lentitud en el iPhone 6 con iOS 11 no está causada por las apps o por el factor psicológico”. Así que, teniendo en cuenta que el downgrade es imposible, muchos de vosotros os deberías preguntar si realmente quereis un dispositivo con el último iOS compatible que ofrece Apple, o con el último iOS con el que vuestro dispositivo es realmente funcional. En ocasiones es mejor conservar lo que funciona, que acelerar la obsolescencia de nuestros dispositivos.

Y si quereis realizar vuestros propios test de rendimiento, tan sencillo como descargar dos aplicaciones, 3D Mark Sling Shot Extreme y Ice Storm Unlimited, para someter vuestros dispositivos a un análisis en profundidad y comparar vuestros resultados con los obtenidos por Domingo Gomes. En mi caso, con un iPhone 5S con iOS 10.3.3 los datos me han resultado, sencillamente asombrosos si los comparamos con un iPhone 6 y iOS 11. Por tanto la cuestión es saber si los datos que ofrecen los benchmarks son reales o ideales.

 

 

 

 

 

 

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.