Tras la Conferencia de Desarrolladores, todos los usuarios ponemos la vista en los próximos iPhone. Los rumores empezaron a surgir el verano pasado, antes incluso de ver los iPhone 7 y 7 plus. Todos coincidían en que el verdadero cambio llegaría en 2017. Las expectativas, así como las exigencias de los usuarios, son tan altas que ese iPhone 8 puede ser decepcionante. La tecnología avanza muy rápido, pero hay elementos, como la pantalla y el Touch ID, que pueden retrasar la producción. A todo esto se le suma el diseño, lo más observado este año. Muy atentos porque podría ser el siguiente.

El iPhone 8 podría ser así

En lo que todos coincidimos es en que habrá tres modelos. Un iPhone 7s y 7s plus y un modelo especial. El especial sería el que innovase en diseño. La pantalla podría traer unas nuevas dimensiones. Nada o casi nada de marcos. Touch ID bajo la pantalla y un tamaño más cómodo de usar con una sola mano. Algo así como lo que hemos visto en el Samsung Galaxy S8.

9to5Mac nos ha mostrado unas imágenes filtradas a través de las redes sociales. Estas muestran un supuesto iPhone 8 con un diseño terriblemente feo. Quizás haya usuarios a los que les guste, pero a mí me da la sensación de que es un terminal antiguo de gama baja. Mirad esos marcos y ese cuerpo que parece de plástico barato. Hemos visto otros prototipos y diseños mucho mejores. Confío en que este no sea más que un modelo descartado o falso.

El problema de Apple con el iPhone 8

El problema al que se enfrenta la compañía es principalmente al diseño. La competencia apuesta muy fuerte por las curvas y otros detalles. Apple ni siquiera ha implementado las pantallas OLED en sus dispositivos móviles. Para ello debe negociar y trabajar junto a Samsung, que es la única capaz de darle a la manzanita lo que necesita. A esto se le suma los problemas de producción y la dificultad del Touch ID bajo la pantalla. El resultado de toda esa complicación de cabeza será el iPhone 8. Por si fuera poco, los usuarios tendremos que temblar ante su precio, que dificilmente bajará de 1200€ en España.

En iOSMac:   LG Display aportaría unos 20 millones de pantallas de 6.1 pulgadas

Habrá otros dos modelos más tradicionales: el iPhone 7s y 7s plus. Estos mantendrán un precio similar al de su predecesor. Lo que pasa es que una vez que veamos un terminal sin marcos con iOS, nos costará conformarnos con el diseño de siempre. Habrá que esperar a septiembre para ver en qué acaba todo esto. De momento yo tengo más miedo e inseguridad que ganas de verlo, no sé vosotros.

¿Os imagináis que este diseño visto en fotos sea el definitivo? ¿Lo compraríais?

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.