La polémica continúa en relación a la política de Donald Trump con las aplicaciones de origen chino. Con el anuncio de la prohibición de Wechat, Apple y otras empresas comunicaron formalmente que esto podría suponer un golpe para la economía estadounidense y que se debería cambiar de opinión. En una entrevista, el Presidente de los EEUU ha defendido la prohibición alegando que la seguridad nacional es más importante.

TikTok, Wechat y cualquier otra aplicación de origen chino son un peligro para la Seguridad Nacional

Huawei VS Apple

Podríamos decir que lo que tiene Donald Trump con China roza lo enfermizo. Es cierto que no disponemos de todos los datos e información de los que dispone el, pero seguro que existen otras soluciones antes de la prohibición total de una aplicación.

Es cierto que ha habido indicios y alguna que otra prueba donde la posición de la Administración china en relación al espionaje empresarial, ha quedado al menos, muy en duda. Pero de ahí a pensar que cualquier aplicación proveniente de ese país puede ser un foco de espías. No se, es algo que se me escapa.

Sea como fuere, en una entrevista al presidente Trump, este ha manifestado literalmente que si las ventas del iPhone deben desplomarse por la prohibición de Wechat en la App Store, pues que así sea. Lo mismo piensa de los beneficios de otras empresas como Disney o Ford. Todo lo que sea necesario para proteger la Seguridad Nacional.

El periodista de Bloomberg Justin Sink protagonizó la pregunta cuya respuesta por parte de Trump deja muy claras las cosas:

Sink: Hay mucha alarma entre las empresas estadounidenses sobre su pedido en WeChat. Apple, Ford, Disney, están preocupados porque es una plataforma de comunicaciones y una plataforma de pago tan grande en China, que si prohíbes que las empresas estadounidenses trabajen con ellos, no podrán vender iPhones en China o mercados similares.

Trump: lo que sea.

Sink: Así que no le importa…?

Trump: Tengo que hacer lo que es bueno en términos de la seguridad de nuestro país. Hemos sido muy defraudado por China.