Una noticia publicada por el Guardian comentando que la aplicación WhatsApp tiene un problema de seguridad hace saltar las alarmas. Horas más tarde los responsables de la app de mensajería demuestran la falsedad de la información publicada.

La acusación que ha hecho el diario inglés Guardian a la compañía de mensajería es la posibilidad de una backdoor. Un termino que hace referencia a una puerta trasera por donde se podría acceder a los mensajes enviados por usuarios.

Horas más tarde, la compañía ha desmentido las acusaciones comentando que ningún gobierno tiene acceso a ésta información. Las alarmas han saltado cuando Tobias Boelter, investigador de criptografía e seguridad de la Universidad de California en Berkeley ha hecho publico su descubrimiento.

Parece ser que, según la investigación, WhatsApp podría cambiar el código de encriptación de un usuario cuando está desconectado. Entonces, a partir de allí cualquier mensaje que se enviara posteriormente se haría mediante la nueva clave de encriptación.

Mediante el proceso este, la compañía tendría la posibilidad de leer cualquier mensaje que se mandara usando la aplicación.

 

WhatsApp ha tardado poco en reaccionar y desmentir la información

A las pocas horas la compañía de mensajería, ahora propiedad de Facebook ha lanzado un comunicado desmintiendo la información publicada. Ha comentado que ningún gobierno tiene acceso a esta puerta trasera que se comentaba según el Guardian.

WhatsApp no da a los gobiernos una “backdoor” en sus sistemas y lucharía en contra de cualquier requerimiento para la creación de ésta. La decisión del diseño explicado en el Guardian sirve para evitar que millones de mensajes se pierdan.

Aunque el articulo no ha comentado que la compañía lo haya hecho, si que da a entender que podría llevarlo a cabo. Sería en el supuesto caso de una obligación judicial pidiendo acceso a sus entrañas. Igualmente, esta información también es totalmente falsa como publica la compañía en su página de seguridad.

El cifrado de extremo a extremo de WhatsApp asegura que sólo tú y la persona con la que estás comunicando podéis leer lo que se envía, y nadie en medio, ni siquiera WhatsApp.

Tendremos que seguir pendientes de ésta información, porqué ya generó polémica cuando la compañía fue comprada por Facebook. Pero para aquellos que quieran no tener problemas, recomendamos usar las aplicaciones iMessage o Signal. Dos aplicaciones donde la privacidad será difícil de romperla.

En iOSMac:   Apex Legends llegará próximamente a los dispositivos móviles para competir con Fortnite
Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.