Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 08/12/2016

Scroll to top

Top

No Comments

El iPhone 6 Plus ha olvidado el Bendgate

99 iPhones
Antonio Expósito

Como hemos podido comprobar a lo largo de los últimos tiempos, negar cualquier problema ya se ha convertido en una tónica habitual para defender las virtudes de una imagen de marca. En Apple no han sido una excepción ya que tras el abucheo masivo por parte de muchos fans, conocido como el “BendGate”, tras descubrir que su nuevo y flamante iPhone 6 Plus se doblaba, decidieron dar por respuesta el silencio más absoluto.

Apple ha optado por implantar una mejora en los dispositivos iPhone 6 Plus tras el BendGate.

Un mes después hemos descubierto que los de Cupertino no se han limitado únicamente a mirar hacia otro lado, ya que gracias a diferentes fuentes, entre ellas los mismo usuarios, hemos descubierto que se ha lanzado una nueva hornada de iPhone 6 Plus mejorada, dejando atrás los problemas conocidos con el nombre de BendGate, que se han podido ver por diferentes vídeos en Youtube.

Como no podía ser de otra manera, Apple no ha hecho una declaración al respecto, ya que el mismo aviso de la mejora implicaría una aceptación a posteriori del defecto estructural de los primeros iPhone 6 Plus vendidos.

bendgate-iphone-6-plus

Gracias a fuentes externas a la compañía, hemos podido saber que desde Cupertino se ha optado por una solución de paso, ya que la solución pasa por una pequeña pieza integrada en la zona crítica del dispositivo, realizando así una función de parche. Esta no es la primera vez que Apple decide aplicar soluciones de este tipo, ya que como ya ocurriera con versiones predecesoras del nuevo iPhone, simple piezas se han convertido en una solución suficiente para salir del paso.

TE RECOMENDAMOS:   iPhone 7 Vs iPhone 6s, ¿Cual sería la mejor elección?

Eso si, dadas las implicaciones negativas que podría generar una solución deficiente, se sospecha que ademas de la nueva pieza integrada, se ha optado por densificar los materiales estructurales, haciendo más difícil su deformación, a la vez que incrementa en 21 gramos el peso total del dispositivo.

Esperemos que esta solución sea lo suficientemente buena, porque resultaría poco creíble que Apple volviese a dar la callada por respuesta si se produce un Bendgate 2.0