Afirmaciones de resistencia al agua del iPhone pueden ser engañosas, aun así rechazan demanda colectiva

Las contradicciones de la vida afectan a un grupo de consumidores gracias a un fallo de una jueza federal sobre la resistencia al agua del iPhone. La demanda colectiva fue rechazada aún dictaminando que las afirmaciones de resistencia pueden ser engañosas. En términos de la demanda se alega que los de Cupertino engañaron a los consumidores sobre la impermeabilización de los iPhone.

Ten cuidado con sumergir tu iPhone, puede que tengas que pagar un costo alto por la resistencia al agua

Los anuncios de Apple, desde hace varios años, han hecho afirmaciones en las que el iPhone de Apple es resistente al daño cuando se sumerge o expone al agua. Algunos modelos pueden sobrevivir a profundidades de 4 metros durante 30 minutos. Demandantes de Nueva York y Carolina del Sur dijeron que las tergiversaciones falsas y engañosas permitieron a Apple cobrar doble por los iPhone que el costo de los móviles inteligentes promedio.

El problema radica en que los demandantes no pudieron demostrar que sus iPhone se dañaron por el contacto líquido que los de Cupertino prometieron que pueden soportar. No había evidencia de que las afirmaciones de Apple fueran engañosas, por lo tanto, no había un «delito» que pusiera en tela de juicio lo hecho por Apple.

Por otro lado, reguladores italianos descubrieron que las afirmaciones de Apple eran engañosas ya que las condiciones de prueba se hacen en laboratorios y no basados en usos reales. Además, es sabido por todos que las condiciones de garantía excluyen los daños por líquidos.

¿Qué es lo que puede pasar si se demuestra que Apple está cayendo en un error?

Parece ser que aquí no cabe la oración «El cliente siempre tiene la razón». Cuántas veces no hemos sabido de casos conocidos o de cercanos que ha sufrido algún daño con líquido en su iPhone. Los dispositivos no son implacables y pueden sufrir daños irreparables. Sabemos que las reparaciones en Apple son costosas, no se van a comprometer a reparar un iPhone donde el líquido es el principal y más certero problema.

Como usuario, debemos estar conscientes de que la garantía no aplica para líquidos. Por lo tanto, si usas tu iPhone en un entorno de agua (alberca, mar, etc) debes cubrirlo con un protector especial. No vale la pena arriesgar un dispositivo sabiendo que si algo sale mal no podrá ser reparado.

Lo que puede pasar en una segunda instancia es demostrar que Apple se equivoca en la resistencia al agua de sus dispositivos. Claro, hay que armar el caso con la mejor precisión posible para demostrar que los de Cupertino están en un error. ¿Qué te parece esta noticia? ¿Te ha pasado algún caso como el de los demandantes? Compártenos en la caja de comentarios tus opiniones al respecto.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta