AirPods Max, análisis: entre la música y Apple

0

Síguenos por #Telegram

Apple y la música. La música y Apple. Tenemos que viajar en el tiempo para descubrir los orígenes de este bien avenido matrimonio. Fue en el año 2001 cuando la compañía presentó dos de los productos más revolucionarios de su historia. Por un lado, el iPod, un dispositivo capaz de almacenar mil canciones en el bolsillo de cualquier usuario. El otro, iTunes, un cambio de paradigma en la distribución de contenidos musicales.

Desde ese entonces, los de Cupertino no han dejado que su relación con la música se rompa. Los iPod se diversificaron de tal manera que fueron capaces de cubrir las necesidades de casi cualquier persona. Todo, mientras se apoyaban en un software muy criticado en ocasiones, pero que facilitaba enormemente las cosas.

Con la llegada del iPhone, la música no ha dejado de estar presente en el ADN de la compañía. Más bien, uno de los pilares fundamentales del teléfono de Apple fue, precisamente, el iPod. Los años han hecho evolucionar el mercado y, al parecer, el consumidor ya no quiere comprar canciones, sino, simplemente, escucharlas. Por eso, en el año 2015 llegó Apple Music, un servicio de música ilimitada que abría las puertas a todo el catálogo de iTunes a cambio de un pago mensual. Un año después, hicieron acto de presencia los primeros AirPods, muy dispuestos a solidificar un ecosistema musical que empezó a forjarse en el año 2001. ¿Y qué tiene que ver todo esto con los AirPods Max?

La trayectoria de Apple en el mundo de la música ha culminado en 2020 con la presentación de un producto muy diferente. Los AirPods Max son, sin lugar a duda, la guinda a un pastel que lleva casi dos décadas cocinándose. Acompáñanos para descubrirlo todo acerca de los AirPods Max y valorar hasta que punto merecen un hueco en nuestras vidas.

La experiencia de los AirPods originales llega al diseño circumaural

El objetivo de Apple al presentar este nuevo producto ha sido exportar la experiencia de los AirPods a un formato distinto. Estos son unos auriculares circumaurales, es decir, que cubren por completo las orejas y terminan descansando sobre la sien. Este detalle implica un mejor aislamiento del entorno, mejorando notablemente el sonido. También es un punto a favor si hablamos de confort.

La experiencia de los AirPods originales también se basa en la tecnología y en la integración con el ecosistema. Sí, los AirPods Max son unos auriculares Bluetooth y funcionan con cualquier dispositivo. Pero, la magia se produce cuando los introducimos en el ecosistema de Apple. Nada más sacarlos de su funda, nuestro iPhone los detectará rápidamente. Por supuesto, también serán detectados de forma mágica en el Mac, en el Apple Watch y en el iPad, permitiendo una conexión rápida entre todos estos dispositivos. Este es uno de los puntos a favor más claros de los AirPods Max: ser uno más en el elenco de equipos que conforman el ecosistema de Apple.

Un diseño de alta calidad con detalles diferenciales

AirPods Max left

Al escribir estas líneas, no pretendemos juzgar si estamos ante unos auriculares bonitos o no. En el campo de la belleza, ¿quién puede tener razón? Lo que sí podemos afirmar con rontundidad es que los AirPods Max siguen la estela del resto de los productos de Apple. Minimalismo, sencillez y buenos materiales. Con todo, los californianos no se han conformado con eso y han añadido algunos detalles interesantes al diseño de estos nuevos auriculares.

El primero es que están diseñados para adaptarse perfectamente a fisonomía del usuario. Todos los elementos que conforman el cuerpo de los AirPods Max están pensados para ofrecer un rendimiento acústico excepcional, a la vez que se posicionan cómodamente sobre nuestra cabeza. La diadema es de acero inoxidable, fuerte pero flexible. Los brazos telescópicos son la clave para un ajuste personalizado y cada auricular puede girar sobre sí mismo para aportar su granito de arena al confort.

La corona del Apple Watch hace acto de presencia en los AirPods Max.

En segundo lugar, estos nuevos auriculares de Apple incorporan un elemento conocido. Hablamos de la Digital Crown, la corona digital que se emplea para interactuar con los Apple Watch. Con ella se puede controlar rápidamente la reproducción de audio, poniendo en pausa la música y saltando entre canciones. Asimismo, es la puerta de entrada a las llamadas telefónicas y a Siri. La premisa de los diseñadores al decidir reutilizar este componente es que todas estas acciones se realicen con la mayor precisión posible.

Por último, debemos centrarnos en sus acabados. Sí, los materiales son de alta calidad y tienen todos los números para envejecer con mucha dignidad. No esperábamos menos en este aspecto, sobre todo teniendo en cuenta la gama de precios en la que se sitúan. No obstante, lo realmente llamativo es la posibilidad de personalización que aportan. Se pueden comprar en cinco colores, incluyendo el clásico gris espacial y el color plata. Adicionalmente, están disponibles en azul cielo, verde y rosa. Con cada uno de ellos, se incluye una funda del mismo color.

Lo que podemos esperar de la calidad de sonido

Vistazo rápido al interior de uno de los cascos.

Es de esperar que estos AirPods Max tengan una calidad de audio superior. De hecho, así lo confirman sus atributos. ¿Con qué argumentos se presentan estos auriculares para plantar cara a la competencia? Pues bien, disponen de un transductor dinámico de 40 mm diseñado por la propia compañía que busca ofrecer graves profundos, medios precisos y una zona aguda limpia, que transmita la sensación de nitidez. Siguiendo con los detalles técnicos, los AirPods Max incorporan un motor de dos anillos magnéticos de neodimio con el que se consigue reducir la distorsión, incluso cuando se usan al volumen máximo.

En iOSMac:   WaterField Designs la funda de los AirPods Max de terceros

Apple saca pecho cuando habla de sonido computacional. Esta prestación es posible mediante el uso del chip H1, que ha sido concebido para mejorar la experiencia auditiva gracias al proceso de datos. Cabe destacar que se incorporan dos procesadores, uno en cada casco. El H1 es capaz de realizan 9.000 millones de operaciones por segundo y ecualizar, cancelar el ruido y proporcionar el modo de audio espacial, que tan buenas sensaciones deja. ¿Qué objetivo cumple cada una de estas funciones?

Los componentes de cada auricular al descubierto.

El ecualizador adaptativo se encarga de modificar el sonido en función del ajuste de los auriculares sobre el usuario. Así, calibra la señal y mejora los graves y los medios en tiempo real. Por su parte, la cancelación activa de ruido monitoriza todo lo que pasa en el exterior gracias a tres micrófonos enfocados hacia fuera. De nuevo, es una función inteligente que se modula en tiempo real.

En cuanto al modo de sonido ambiente, es el encargado de romper el aislamiento del usuario respecto al entorno, proporcionándole información acerca de lo que está pasando a su alrededor. Por último, lo que Apple llama audio espacial no es más que una emulación para disfrutar de música grabada en 5.1, 7.1 y Dolby Atmos. Para que esta función sea precisa, los nuevos auriculares de Apple incorporan un acelerómetro que compara datos y actualiza el campo sonoro cuando se realizan movimientos con la cabeza.

En resumidas cuentas, estos nuevos auriculares de Apple tienen un excelente sonido y unas prestaciones de gama alta para disfrutar de todo tipo de contenidos sin distorsiones, con una naturalidad máxima y sin la intromisión de ningún ruido externo.

Los añadidos de los AirPods Max

Conexión rápida entre un iPhone y los AirPods Max.

Hasta ahora hemos hablado de todo lo que relaciona a los AirPods Max con la experiencia musical más pura. Sin embargo, hay varios alicientes lejos del campo auditivo que tratarán de convencer a los consumidores. El primero de ellos está relacionado con la autonomía y el rendimiento. Los nuevos auriculares de Apple extienden su vida útil hasta las 20 horas sin necesidad de pasar por el cargador. Se consiguen estos valores incluso cuando las funciones más exigentes, como la cancelación de ruido activa y el audio espacial, están activadas.

Siguiendo los pasos de sus hermanos pequeños, incorporan sensores ópticos para detectar en qué posición se encuentran y determinar si el usuario los lleva puestos o no. Dependiendo del estado en el que están, inician la reproducción de la música o la detienen, si es necesario. Los de Cupertino también insisten en que estos auriculares son mucho más que un simple dispositivo de audio. Por eso, están dotados de la tecnología beamforming, encargada de bloquear el ruido ambiental y poner nuestra voz en el centro de todo cuando realizamos llamadas.

No podemos pasar por alto otras prestaciones interesantes de los AirPods Max. Por ejemplo, son compatibles con la función de audio compartido. De esta manera, se puede enviar el sonido del iPhone, del iPad, del iPad touch o del Apple TV a dos AirPods de manera simultánea. Si ya eres el propietario de uno de los modelos anteriores, puedes usarlos junto a los AirPods Max para escuchar música o ver una película con amigos y familiares. Para establecer la conexión, solo tienes que acercar los auriculares al dispositivo y, como por arte de magia, quedarán enlazados inmeditamente.

Para terminar, aunque ya hemos hablado superficialmente de Siri, al analizar los añadidos de los auriculares, debemos detenernos y ahondar un poco más en este asunto. Es cierto que no estamos ante el mejor asistente del mercado. Sin embargo, Siri es muy solvente en la mayoría de las situaciones. Dota a estos auriculares de inteligencia y permite leer los mensajes entrantes, controlar el volumen, obtener indicaciones de Mapas y llamar a cualquiera de nuestros contactos. Solo tenemos que pedirlo.

Sin duda, no queremos engañarte. Todos estos atributos no están estrictamente relacionados con la calidad de sonido ni con la experiencia auditiva. Es más, muchas de estas funciones llevan años presentes desde el lanzamiento de los AirPods originales. Sin embargo, están destinadas a hacer aún más redondo un producto que ya es muy bueno.

¿Son para mí los AirPods Max? La opinión de iOSMac

Es cierto que estos auriculares de diadema están a la altura de la competencia. Ofrecen una calidad de audio excelente y su diseño es realmente confortable. Apple cuida mucho los detalles y eso se nota en los AirPods Max. Sin embargo, ser sincero al valorar la compra de este dispositivo puede ser la clave para acertar.

En la mayoría de los casos, desembolsar más de 600 euros en un dispositivo de audio no va a ser necesario. La experiencia de usuario que los enlaza con todo el ecosistema Apple se puede disfrutar con el resto la gama, con precios mucho más comedidos. Si todos esos añadidos no te importan, quizá sea interesante decantarse por alternativas de la competencia que ofrecen un rendimiento similar. Solo si vas a hacer un uso muy intensivo, sobre todo por la comodidad que aportan, estos auriculares serán una compra recomendada. No son un producto para usuarios ocasionales. Pero, si tu decisión de adquirirlos es firme, no van a defraudarte.

Recuerda que los AirPods Max están disponibles en la web de Apple por 629 euros o en Amazon. También puedes personalizarlos con un grabado, de forma totalmente gratuita, como ya es habitual en el resto de productos.

Overall
4.1
  • Diseño
  • Batería
  • Usabilidad
  • Portabilidad
  • Calidad / Precio

Puntuación AirPods Max

A favor

  • Integración con el ecosistema Apple
  • Comodidad
  • Diseño

En contra

  • Precio
  • No incorporan el cable con terminación a Jack Stereo
Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.