Apple

A lo largo de los últimos años hemos visto multitud de noticias sobre las compañías tecnológicas y los impuestos que pagan. Tanto Google como Apple están en el foco de mira de los países europeos. Y es que, al tener su sede en Irlanda, el porcentaje de impuestos es inferior a lo que tantas otras empresas pagan. Apple defiende que no fue un trato ilegal y que todo se hizo según las normas y las leyes de Irlanda. Sin embargo, han tenido que pagar los primeros 1.500 millones de euros, y estos son solo el principio.

Apple tiene que pagar sus impuestos

Este no es un tema fácil, aunque muchos hablen de él a la ligera. Si bien a priori nos puede parecer un escándalo que tengan un porcentaje de impuestos tan ínfimo, Irlanda estaba de acuerdo en que así fuera. Le convenía mantener a Apple en su país y que esta construyera centros e instalaciones. Da trabajo, genera empleo y riqueza. Sin embargo, todo ello supone una molestia para Europa y para países como España. Los consumidores pagamos nuestros impuestos a regañadientes y luego la compañía se lleva el dinero con ella. No es justo ¿o sí?

Mientras que la Unión Europea exige el pago de los impuestos atrasados, Apple busca formas legales para evitarlo. Los juicios continúan y no dejarán de apelar hasta que sea sentencia firme. De una forma u otra, han tenido que poner una primera cifra de 1.500 euros. Según lo que se espera y tal y como lo ha contado el medio 9to5Mac, Apple terminará de pagar los 13.000 millones restantes en septiembre.

En iOSMac:   Apple desmanteló al grupo encargado de escuchar a sus usuarios mediante Siri

Apple trimestre financiero

La postura de Apple frente a la de Europa

Europa es el viejo continente y no pasa por su mejor momento económico. Las grandes potencias mundiales son China y Estados Unidos. Después está India, Japón, Reino Unido… Si bien muchos pueden alarmarse pensando que Apple retirará sus productos o su actividad de algunos países europeos, no es así. Lo que deben hacer es pagar los impuestos, ya que los clientes también los pagamos. No se puede hacer pasar una deuda como parte de los beneficios de una empresa.

El alto precio de los productos en países como España o francia se debe, además de a su política de precios, a los impuestos. Si el iPhone X está en 999 dólares ¿por qué pagamos 1159€? No es por el cambio de moneda, es por la tasa de impuestos. El precio que anuncian en las presentaciones es sin impuestos. Es lógico que sea más caro al pagar el porcentaje debido a cada país o zona. Pero, si no lo están pagando ¿dónde va nuestro dinero?

Tanto Apple como Google serán de las compañías más ricas y destacadas, pero ello no les exime de obligaciones fiscales.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.