Esta misma semana, Patrick Collison, CEO de Stripe, hablaba en Twitter, de que había consultado con Fadell, reconocido como “padre del iPod”, sobre los tiempos que se manejaron en la creación del dispositivo.

Los eventos tuvieron lugar en 2001, el año en que se fabricó el iPod. Con el nombre en clave de “P68 Dulcimer”, el proyecto en un primer momento investigó qué era posible desarrollar.

El iPod uno de los productos más rápidos en desarrollarse

A mediados de abril Fadell se convirtió en un empleado fijo en la compañía, y rápidamente encontró un fabricante en Asia. Hasta ese momento él se encargaba de la mayoría de las tareas, hasta la segunda semana de mayo no contratarían al primer empleado.

Apple lanzó el iPod la cuarta semana de octubre y los usuarios recibirían los primeros iPods la primera semana de noviembre.

Toda esta estrategia de un desarrollo tan rápido está lejos de las formas de trabajar actuales de Apple. Aunque tiene muchos más recursos que antes, la cantidad de productos que ahora diseña y la calidad de los mismos, hacen que deban tomar más tiempo para diseñarlos y producirlos.

Estos datos coinciden con los que ya contó Ben Knauss para Wired. Knauss trabajaba para la empresa PortalPlayer, la cual se encontraba en negociaciones con Apple para desarrollar un MP3.

Para la creación del iPod, Knauss fue contratado a principios de 2001 para que trabajara en el equipo como un desarrollador más, junto a otros 30 trabajadores más.

Esta curiosidad nos plantea que las empresas quizás se toman menos tiempo que el que pensamos en el desarrollo de productos.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.
En iOSMac:   Apple actualiza los costos de reparación y reemplazo de los AirPods Pro