Elon Musk y Twitter: Lavabos y despidos, la polémica continua.

0

Elon Musk y Twitter, la polémica historia continua. El empresario Elon Musk asume el cargo de CEO de Twitter y despide a los ejecutivos en el primer día.

El Sudáfricano ha completado oficialmente su adquisición de Twitter y la primera orden del día fue “limpiar la casa”.

“El pájaro es libre”, tuiteó Elon el jueves por la noche tras completar la adquisición de la red social Twitter por 44.000 millones de dólares.

La historia de la compra de la plataforma de medios sociales por parte de Musk finalmente llegó a su fin con la toma de control de la empresa por parte de Musk en los últimos días de octubre.

Tras declarar que ya no estaba interesado en adquirir Twitter, Musk decidió aceptar el acuerdo después de que la empresa amenazara con demandar.

Elon Musk ha tomado oficialmente el control de la compañía como propietario y CEO de Twitter, y su primer acto oficial ha sido despedir a los principales ejecutivos de la empresa.

El martes, Musk comenzó a avanzar en la adquisición de Twitter, una hazaña que llevaba meses en el aire.

Se comprometió a aportar 46.500 millones de dólares en capital y deuda para cubrir el precio de compra y los costes de cierre.

El miércoles se le vio en el campus de Twitter hablando con ingenieros y ejecutivos. El jueves, cerró la adquisición de la plataforma de medios sociales.

Elon Musk entra a Twitter con un lavabo?

El señor Musk escribió en su perfil de Twitter “Entrando en la sede de Twitter”, posteriormente expreso “Hoy he conocido a mucha gente estupenda en Twitter”.

Sin embargo, no fue el texto lo que llamó la atención, sino el vídeo que lo acompañaba. En ella se puede ver al dueño de Tesla entrando en su despacho con un ‘fregadero, lavabo, lavamanos ‘.

Y en la declaración original, Elon Musk hizo un juego de palabras con ‘sink’, el término inglés para fregadero o lavabo.

Una situación que para muchos implica que el empresario habría llegado a un acuerdo definitivo con Twitter una vez terminadas las negociaciones.

Musk puso el toque final cambiando su perfil de Twitter para referirse a sí mismo como “Twit Boss” y trasladándose a la sede de Twitter en San Francisco.

Sin embargo, la transición de poder estuvo lejos de ser pacífica. Según el New York Times, cuatro ejecutivos fueron despedidos el jueves, entre ellos el ex director general Parag Agrawal, el ex director financiero Ned Segal, el ex político Vijaya Gadde y el ex fiscal general Sean Edgett.

Una fuente anónima dijo al New York Times que al menos uno de los ejecutivos fue escoltado fuera de las oficinas de Twitter.

Durante el conflicto, el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, abandonó el consejo de administración de la compañía, mientras que el entonces consejero delegado, Parag Agrawal, y Musk han estado enfrentados desde entonces.

A estas alturas, nadie sabe cómo será el futuro de Twitter con Elon Musk como CEO. Tampoco sabemos si Musk elegirá a otra persona como CEO de Twitter en el futuro.

Musk también dijo que podrían ser necesarios grandes despidos para limitar los costes operativos de Twitter.

El multimillonario pretende reformar radicalmente el funcionamiento de Twitter en nombre de la libertad de expresión.

Dijo que anulará la prohibición permanente del servicio impuesta por el ex presidente Donald J. Trump.

También insinuó que convertiría a Twitter en una aplicación universal,  que se llamaría X.
Dijo a los inversores que Twitter alcanzaría los 26.400 millones de dólares de ingresos anuales en 2028 y tendría más de 930 millones de usuarios.

En 2021, Twitter tenía unos ingresos anuales de algo más de 5.000 millones de dólares y unos 200 millones de usuarios.

En abril, Musk ofreció comprar Twitter por 54,20 dólares por acción, es decir, unos 44.000 millones de dólares. Twitter aceptó el acuerdo ese mismo mes. 

‘LIBERTAD DE EXPRESIÓN’ en twitter.

El jueves, Musk trató de tranquilizar a los anunciantes diciendo que quería permitir múltiples puntos de vista en la red social sin convertirla en una plataforma “infernal” donde todo esté permitido.

Entre uno de los polémicos escritos del nuevo CEO de la aplicación del pájaro azul tenemos: “Es importante para el futuro de la civilización contar con un espacio público en línea en el que se pueda debatir una variedad de opiniones de forma saludable sin recurrir a la violencia”, con la finalidad del calmar a empresas con nexos con twitter.

Sin embargo, Musk decidió retirarse del acuerdo en julio, alegando que Twitter había mentido sobre el número de cuentas falsas en la plataforma.

Ese mismo mes, Twitter demandó a Musk para intentar forzar al multimillonario a comprar la plataforma a precio completo.

El nuevo CEO de Twitter no sólo es un usuario súper activo de la plataforma, sino que tiene las pilas totalmente cargadas, dispuesto a reformar la empresa y ofrecer a los usuarios nuevas alternativas. Espere más noticias sobre este controvertido caso en los próximos días.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario Cancelar respuesta