El Apple Watch,  aparte de ser el más vendido, es a mi juicio el de mayor calidad y el más extraordinario de los smartwach. Para poder disfrutar más tiempo de tu reloj inteligente, te vamos a mostrar una guía para limpiar tu Apple Watch de la mejor manera. Para ello hay que separar el reloj de su correa y procederemos a su limpieza.

Apple Watch

  1.  Retiramos el Apple Watch de su cargador y lo apagamos manteniendo presionado el botón lateral.
  2.  Quitamos la correa si no es resistente al agua. Por ejemplo, la de cuero y la de acero inoxidable. Para ello presionamos el botón de liberación, situado en la parte trasera del reloj y deslizamos hacia fuera.
  3. Limpiamos el Apple Watch con un paño de microfibra ya que no suelta pelusas. Humedecemos con agua, si hace falta, para eliminar toda suciedad.
  4.  Si fuera necesario, se puede mantener bajo el grifo durante 10 o 15 segundos.
  5.  Secamos con detenimiento con el paño de microfibra.

Correa

  1.  Si la correa es de cuero, habrá que proceder con precaución. Humedecemos el paño, pero sin empapar, esto podría dañar la pulsera. Después  de limpiarla bien, hay que dejar que se seque por si sola, lejos de la luz solar o altas temperaturas.  Comprobando que está bien seca antes de proceder a su colocación.
  2. Para todas las demás correas de Apple, así como, hebillas y cierres, limpiar con paño y agua. Secando bien antes de colocarlas en el reloj.

Corona digital

  1. Apagamos el Apple Watch.
  2. Quitamos la correa si no es resistente al agua.
  3. Sostenemos el reloj bajo el grifo durante 10 o 15 segundos.
  4. A la vez, que giramos y presionamos la corona, para que el agua elimine la suciedad.
  5. Secamos bien con un paño.

Recomendaciones para el Apple Watch

Te habrás dado cuenta, que aparte de un paño de microfibra, sólo hemos utilizado agua para la limpieza. Esto es porque las recomendaciones de Apple son muy claras en ese sentido, para limpiar el Apple Watch de la mejor manera. Por eso, aconseja no utilizar sustancias abrasivas, jabones o productos de limpieza. Tampoco fuentes de calor o aire.

La empresa de Cupertino, tiene infinidad de correas para elegir la adecuada dependiendo de la actividad. Debido a que el Apple Watch está en contacto directo con tu muñeca, este puede producir alergias o irritaciones en la piel. El sudor o el desgaste normal de la correa puede crear ligeras molestias. Para mayor comodidad, lo ideal es ajustar la correa del reloj, sin que esté muy apretada ni muy suelta, para que la piel respire. Después de tu actividad, o de estar expuesto a cremas, líquidos etc. el mejor remedio es proceder a una limpieza frecuente y a fondo, siguiendo los pasos que hemos dado. Alargará la vida de tu reloj y podrás disfrutar de él durante más tiempo.