bloqueo llamadas iPhone

Tras un estudio, Strategy Analytics ha llegado a la conclusión de que con el paso del tiempo cada vez nos cuesta más renovar nuestros iPhone. Aunque tampoco habría sido necesario hacer un análisis en profundidad. Teniendo en cuenta el precio que están alcanzado los teléfonos de alta gama y el salario de la mayor parte de los trabajadores, adquirir el último modelo de iPhone o de Samsung es un pequeño lujo para la mayor parte del mundo.

Actualmente la tasa de renovación de nuestros dispositivos está en una media de 33 meses, aunque lo normal es llegar a los cuatro años, frente a los tres años que se promedió en 2018. Independientemente de si nos cuesta 33 meses, 3 o 4 años cambiar de dispositivos, lo único cierto es que cada vez alargamos más la vida de nuestros smartphones.

Actualmente la media para renovar nuestros iPhone es de 33 meses, llegando a los cuatro años

Y no sólo es el elevado precio de los últimos modelos de iPhone o de Samsung lo que provoca que alarguemos la vida útil de nuestros teléfonos. También ha influido la ausencia de innovaciones por parte de las marcas, o al menos de innovaciones tangibles para los usuarios, que consideran que su actual dispositivo cumple a la perfección con las exigencias del día a día. A fin de cuentas, ¿para qué usamos los teléfonos?.

Según David Kerr, vicepresidente de Strategy Analytics, la actual situación de precios es una consecuencia directa de la desaceleración del ritmo de renovación de los terminales, ya que los proveedores se han visto obligados a superar los 1.000 dólares para obtener rentabilidad.

Personalmente no comparto el planteamiento de Kerr. De hecho el crecimiento de los precios de venta ha sido constante, incluso cuando había gente que renovaba el teléfono todos los años. Si Apple o Samsung vendiesen sus últimos modelos a 500 dólares, probablemente las ventas se triplicarían sobre las actuales cifras. Un claro ejemplo es Xiaomi, que por muy poco ofrece mucho.

Xiaomi ofrece mucho a precios más razonables que la competencia

Es más con los precios que alcanzan los últimos modelos, muy probablemente, si no fuese por necesidades ajenas a nosotros mismos, es decir, apps que dejan de funcionar o baterías que se agotan, muchos usuarios alargarían la vida útil de sus dispositivos hasta que el teléfono no diese más de si

Yo mismo sigo funcionando con un iPhone 5S, del cual no me gustaría desprenderme, pero que por causas que yo no puedo controlar, como la compatibilidad con apps o baterías que sin uso no llegan ni a la mitad del día, voy a tener que renovar. Me gustaría quedarme en iOS, pero ¿lo voy a hacer?. Cada día lo pongo más en duda.