Hace 35 años Steve Jobs decidió contratar a un jovencísismo Ridely Scott para dirigir el que probablemente es considerado como el mejor anuncio de la historia: “1984”. El anunció se emitió en uno de los descansos de la Súper Bowl de ese año y suponía un adelanto de la presentación de uno de los dispositivos de Apple que cambiarían el mundo de la tecnología: El Macintosh.

¿Por qué “1984” es considerado el mejor anuncio?

Si estas pensando que es porque lo penso Jobs y lo presentó Apple gastándose mucho dinero, estás muy confundido. El anuncio en si es una maravilla, sobre todo por lo que supuso su estreno. Ten en cuenta que estamos en la década de los ochenta. Una década conservadora en donde las grandes potencias eran intocables.

De repente aparece una compañia joven, transgesora, con ideas frescas e innovadoras. Esa compañía quiere lanzar un ordenador para todo el mundo, no sólo para unos pocos. El anuncio resume en sesenta segundos el espíritu rebelde y rupturista que algunos de esa época tenían.

La misión era identificar Apple con aquella corriente rebelde, pirata y futurista de gente que pensaba diferente, al igual que la película que acababa de rodar Ridley Scott, Blade Runner, y por eso precisamente, él y sólo él, fue el elegido para dirigir el anuncio.

La influencia de George Orwell y su novela 1984

La novela de George describe en una sociedad imaginaria, a esas personas que ostentan el poder y que se sienten inexpugnables, la sociedad orwelliana, figurada en un gran hermano. En el otro lado, la sociedad a la que no se deja pensar, que debe ser controlada en todo momento, pero en la que siempre hay alguien que se revela.

En iOSMac:   ¿Cómo espiar un teléfono móvil? ¡Te lo explicamos!

35 años de 1984

En el anuncio “1984” de Apple, que costó la friolera de 750.000 $, se ve al gran hermano dando uno de sus discursos de adoctrinamiento (símil que representa a IBM, por aquella época dueña de todas nuestras mentes), de repente una bella joven (interpretada por Anya Major) en pantalones cortos rojos y camiseta de tirantes (todo lo contrario al color gris que domina la sociedad conservadora) con el logo de Apple y un martillo en la mano, corre con todas sus ganas con la intención de lanzar y romper la pantalla, donde el Gran Hermano está dando su discurso (Apple quiere romper con el dominio de las mentes de IBM).

Anya mayor 1984

Días después se presentó el Macintosh, con un éxito arrollador. La campaña de publicidad había conseguido sus fines y Steve Jobs nuevamente se había salido con la suya. Dejarme que os cite unas frases de Steve en el discurso ante la universidad de Stanford, que creo que tiene mucho que ver con esta entrada:

No os conforméis.

Como en todo lo que tiene que ver con el corazón, lo sabréis cuando lo hayáis encontrado. Y como en todas las relaciones geniales, las cosas mejoran y mejoran según pasan los años. Así que seguid buscando hasta que lo encontréis.

No os conforméis.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.