Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 08/12/2016

Scroll to top

Top

2 Comments

La Experiencia Apple, Capítulo 3. El iPad

La Experiencia Apple, Capítulo 3. El iPad
Vicente Porfilio

Anoche fuimos a un concierto en el club de jazz de Jimmy, un local de culto en la ciudad…. y la verdad que yo no entiendo demasiado del Jazz mas puro, pero ella si que sabe, y por lo que me explicó -y por lo que yo solito detecté- lo que si que estaba muy claro es que los músicos que tocaban eran muy buenos… especialmente un tal Jorge Pardo -que era el principal- que tocaba el saxo y su especialidad, la flauta travesera. Por lo visto es una eminencia en su estilo y ha llegado a actuar junto a Camarón y a tocar y grabar con los mejores del jazz en Estados Unidos y otros países -según él mismo dijo durante el concierto-. Aun así -y antes de que empezaran a tocar- pude adivinar que no eran malos músicos precisamente, primero, por el elevado precio de la entrada, después por la notable afluencia de público cualificado (aforo completísimo), también porque había algún periodista a nivel nacional haciendo fotos y tomando notas, porque además sin reserva no entrabas al local y porque ni siquiera se incluía una ‘simple’ consumición con la entrada… así que debían de valerlo… y sinceramente, sí, fue toda una experiencia para casi todos los sentidos.

 

 

Resumen

TE RECOMENDAMOS:   Cómo usar Control por botón en iPhone y iPad (Parte 2)

Sinceramente, sí, fue toda una experiencia para casi todos los sentidos

 

 

Aun así, y teniendo en cuenta que la forma del local no era precisamente la mas óptima para este tipo de eventos, pude disfrutar de ella, de alguna cerveza bien fría y de 3 horas de buena música jazz en directo. Hay que ver como tocan el piano estos músicos, a que velocidad y sin levantar la cabeza!!… y también hay que ver como el batería tiene que reprimirse para no dar fuerte a los bombos, platillos, cajas y hacerlo bonito y delicado. ¿Y el señor del contrabajo? Debe de tener las puntas de los dedos de acero… estar 3 horas dándole a esas -entiendo que duras- cuerdas debe de acabar doliendo. El caso es que un concierto en directo de este tipo -a su manera- es todo un espectáculo visual y por supuesto también lo es para los oídos y la mente. Sinceramente sonaban muy muy bien, recomendable.

 

 

Jorge Pardo

Jorge Pardo

 

Visto que la batería (las “pilas”) de mi iPhone estaba al 100%, me deleité a mi mismo haciendo algunas fotos artísticas y vídeos del concierto donde se recogía el arte de los músicos y especialmente de Jorge con sus manos tocando tanto el saxo como la flauta travesera. La verdad es que me quedó un bonito reportaje visual y sonoro.

 

 

Hoy, y ya con el concierto en el recuerdo, repaso las fotos y los vídeos en una pantalla ya un poco mas grande que la de mi iPhone 6 Plus, y que lujo, se ve de maravilla. Con este tamaño de pantalla mediano (9.7″) y el invento ese de la pantalla Retina ya no necesitas ni ordenadores ni televisores ni nada parecido para hacer una presentación en condiciones… Es toda una experiencia disfrutar así de algo como es un concierto o cualquier otra “cosa” que pueda reproducirse de manera audiovisual en dispositivos como este…

TE RECOMENDAMOS:   Magic Keyboard necesitaría incorporar la Touch Bar en un futuro

 

Lo mejor de todo es que con la sincronización vía iCloud no he tenido que pasar ni las fotos ni los videos del concierto desde el iPhone hasta mi iPad Air… ya lo hacen ellos solitos, que maravilla. Bueno voy a seguir con mi iPad escuchando y viendo a Jorge Pardo y compañía… hasta luego!!

 

La Experiencia Apple, Capítulo 3. El iPad

La Experiencia Apple, Capítulo 3. El iPad

 

Imagen Jorge Pardo vía www.nomepierdoniuna.net

La Experiencia Apple. Capítulo 4, el iPhone

La Experiencia Apple. Capítulo 2. El iPod

La Experiencia Apple. Capitulo 1, el Mac