OLED

Hace un mes se hablaba de que Apple utilizaría en los futuros iPhone de 2019 únicamente pantallas de tecnología OLED. Esto suponía un problema, la dependencia del actual fabricante y proveedor de dicha tecnología. A día de hoy podemos confirmar que Apple ha ampliado los proveedores de pantallas OLED no dependiendo en exclusiva del gigante coreano y competencia directa, Samsung.

Apple ha ampliado los proveedores de pantallas OLED, no dependiendo en exclusiva de Samsung

Sin duda alguna depender de un único suministrador para una parte tan esencial como la pantalla, para la fabricación del que sin duda es el dispositivo que mas beneficios te produce no es una buena política empresarial. Y menos aún si ese proveedor es tu competencia directa. Por ello Apple ha decido incluir a LG Display en la fabricación de pantallas OLED para el iPhone.

Diversificando los proveedores de pantallas se pueden mejorar los costes de fabricación, o al menos se puede hacer más presión para conseguir reducir su precio de venta a Apple. Al mismo tiempo se pueden evitar eventuales problemas de producción y de suministro. Si una de las dos lineas fallase, se podría intensificar la producción del otro proveedor para hacer frente a la demanda del dispositivo.

Actualmente LG Display produce las pantallas del Apple Watch y de inicio suministraría a los de Cupertino, entre 2 y 4 millones de pantallas. Teniendo en cuenta las cifras de ventas de Apple, 29 millones de iPhone X en 2017, las pantallas OLED que suministraría LG Display suenan ciertamente ridículas. Más si tenemos en cuenta que en 2019 todos los iPhone presentados tendrían tecnología OLED  y que en 2018 se espera que al menos dos de los tres modelos presentados cuenten con pantallas OLED.

En iOSMac:   Benchmarks: Samsung Galaxy S10+ no mejora al iPhone XS

En 2018 se espera que al menos dos de los tres modelos de iPhone presentados cuenten con pantallas OLED.

Suponemos que esta noticia no habrá sido bien recibida por Samsung. Pese a que su volumen de facturación, evidentemente, no se basa en las pantallas vendidas a Apple, la reciente reducción de pedidos del iPhone X, el contrato firmado con LG Display y el rumor de que Apple podría desarrollar sus propias pantallas microLED ponen a la empresa coreana en una incomoda posición ante un futuro en el que, tal vez los de Cupertino podrían prescindir de sus servicios.

Evidentemente aún queda mucho para presentar y fabricar los modelos de 2019 y muchas cosas pueden ocurrir hasta llegar a ese momento. Y aunque el grueso de la producción de 2018 sea para Samsung, LG Display intentará mejorar su ratio de fabricación para poder ser el principal proveedor de pantallas OLED de Apple.

Fuente: Cult Of Mac
Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.