Texas está de moda en Apple. No sólo Tim Cook ha acompañado al Presidente Trump a la fábrica donde se está ensamblando el nuevo Mac Pro, que tiene previsto lanzarse a mediados de diciembre. Además Apple ha confirmado que está lista para empezar las obras del que será nuevo campus de la compañía.

Se situará en Austin, Texas, y su construcción rondará los más de mil millones de dólares. Su fecha prevista de apertura es para el año 2022. Texas se puede convertir a este paso en la nueva Cupertino.

Texas será un centro neurálgico para Apple con el nuevo campus

Los movimientos de Apple nunca son en vano. Tim Cook decidió invitar al presidente de los EEUU a la fábrica desde donde saldrán los Mac Pro que se pondrán a la venta en breve. El mismo Mac Pro que el presidente no ha querido librar de aranceles, a pesar de ser fabricado casi integramente en casa.

Además ha aprovechado la visita de tan ilustre personaje, para anunciar que Austin, Texas, también será la sede del nuevo campus de Apple, que tendrá capacidad para albergar a cinco mil personas desde sus inicios en 2022. Esta cifra podría aumentar hasta 15.000.

Apple va a dar trabajo a esa ciudad americana  y colindantes a muchos de sus vecinos, durante mucho tiempo. Un gesto del CEO de Apple hacia el presidente. Un aviso, que le debería hacer reflexionar. Apple invierte en EEUU mucho más de lo que supuestamente deja de ingresar.

En iOSMac:   El exploit 'Checkm8' no es tan peligroso como se cree

Actualmente la empresa americana tiene contratado a 7.000 personas en la ciudad de Austin. Cuando comience la construcción del campus, se unirán 5.000 personas más.

Si a estos datos sumamos que Cupertino está a punto de formalizar un acuerdo para gastarse 350 mil millones de dólares hasta 2023, generando 20.000 empleos adicionales por todo el país, el mensaje es claro. Apple está comprometida con la economía del país.

Planes de creación de empleo de Apple hasta 2023

Las palabras de Tim Cook, así lo han evidenciado:

“Construir el Mac Pro, el dispositivo más poderoso de Apple, en Austin es a la vez un motivo de orgullo y un testimonio del poder duradero del ingenio estadounidense”. “Con la construcción de nuestro nuevo campus en Austin ahora en marcha, Apple está profundizando nuestro estrecho vínculo con la ciudad y la fuerza laboral diversa y talentosa que lo llama su hogar”