Cómo acelerar y mejorar tu Mac en 5 pasos

0

Síguenos por #Telegram

En ocasiones, después de trabajar con nuestro Mac por un largo periodo de tiempo, suele suceder que vemos un bajón en el rendimiento del equipo. En mi caso, el mantenimiento que suelo darle a mi Mac no pasa del año, es decir, trato de verificar que todo siga funcionando con toda la carga de trabajo que tiene en ese periodo de tiempo. Si tienes poco o mucho tiempo con tu Mac y por más cosas que has leído en internet no te va mejor, hoy te mostramos cómo mejorar el estado óptimo y saludable de tu Mac con estos consejos

¿Por qué debo darle mantenimiento a mi Mac?

Es importante cuidar de la salud de nuestro ordenador portátil o de escritorio, así como podríamos hacerlo con otros dispositivos o inclusive con nosotros mismos. Quizá si ya llevas mucho tiempo con tu Mac puedas comprobar lo siguiente: nunca sentiste cuándo empezó a ir lento porque es un equipo formidable. Yo lo sentí por un lapso de 5-6 años (estoy por cumplir 10 años con un MacBook Pro de 2011) y después de eso me di cuenta que era importante vigilar el rendimiento constante del equipo.

No cabe duda que macOS como sistema operativo es grandioso, tiene fluidez y la navegación es casi perfecta. Alguien que viene de Windows se sentirá extraño porque al cerrar una ventana (en algunos casos) no se termina cerrando la app del todo. Al cabo de un cierto tiempo, aspectos de rapidez y fluidez se van condicionando por los años pero podemos evitarlo con el mantenimiento.

El manejo de archivos, el tamaño de nuestro almacenamiento, las apps que tenemos instaladas, la memoria RAM, etc. Muchas características de fábrica y que nosotros le vamos dando con el tiempo influyen en el desempeño del equipo. Como comentaba hace unos párrafos atrás, no dejo que pase más de un año para darle mantenimiento. Así que te contaré qué pasos son los que he hecho y que me han funcionado a lo largo de una década.

1. Manejo de archivos y apps, no lo tengas todo en un solo sitio

Aquí aplica el dicho de «No tengas todos los huevos en una sola canasta sino en varias». Cuando empecé en el mundo de macOS solía tener todo concentrado en mi disco duro. Archivos y apps que conservaba de Windows, respaldos, etc, toda una mezcla de vida tecnológica en un solo lugar. Es importante que mantengas, en el almacenamiento de tu Mac, solo lo indispensable. Las apps que utilices en el día a día y los archivos que sean de uso diario. Lo que no necesites en el momento puedes alojarlo en una nube de terceros, personal o tener un disco externo de respaldo.Almacenamiento Mac Mau

Echa un vistazo a tu espacio de almacenamiento. Si está por llegar al límite, es momento de seleccionar lo que no necesitas y guardarlo en un lugar seguro que no sea en tu Mac. Mejorar el rendimiento del Mac es posible y uno de los primeros pasos es liberarte de lo que no usas. Desinstala apps innecesarias, recuerda que puedes consultar tu historial de compras en la Mac App Store cada vez que lo requieras.

2. ¿Estás muy conectado con iCloud Drive? Revisa lo siguiente y contribuye a mejorar tu Mac

iCloud Drive es una solución muy práctica para guardar archivos y todo lo que se te ocurra de contenido. Es útil ya que puedes consultarlo en otros dispositivos de Apple y hasta en un navegador de internet. Espero que no seas de los usuarios que lamentablemente tiene sincronizado su escritorio y su carpeta de documentos en iCloud, la carga constante de archivos puede ralentizar tu Mac.

En iOSMac:   WhatsApp permitirá cifrar las copias de seguridad de chat cargadas en iCloud
Optimizar almacenamiento del Mac
Optimizar almacenamiento del Mac

Revisa el apartado de iCloud Drive y la optimización de almacenamiento en Preferencias del Sistema –> ID de Apple. En iCloud existe una opción de optimizar el almacenamiento del Mac subiendo los archivos que ya no caben por el espacio a la nube. La carga de estos archivos no solo reduce la velocidad de tu internet, hace que tu Mac esté ejecutando un proceso en segundo plano que a la larga resulta desesperante.

3. Mantén actualizados tanto tu Mac como las apps que lo rodean

Las Actualizaciones de Sistema de macOS suelen traer novedades visuales, así como las que vimos en el recien mostrado macOS Monterey. Pero no solo eso es lo importante, también las actualizaciones de seguridad y rendimiento mejoran notablemente la salud de nuestro Mac.

Por defecto, nuestro Mac nos avisa cuando hay actualizaciones nuevas. Revisa siempre el contenido de cada actualización y manténte al día. De igual manera, si las apps no te funcionan adecuadamente, revisa en la Mac App Store si hay alguna actualización nueva de esa app que utilizas a menudo.

4. A propósito de nuevos sistemas operativos, no actualices por encima

En mi caso, el MacBook Pro de 2011 recibió nuevo sistema operativo hasta High Sierra. Tomando en cuenta esto, si tienes un Mac que ya no recibe actualizaciones de sistema operativo, no dejes pasar mucho tiempo para realizar una reinstalación. Si cuentas con un Mac que aún va a recibir nuevos sistemas operativos, cuando salga una nueva versión completa es mejor reinstalar desde cero.

Si actualizas por encima te expones a una mezcla de archivos temporales, archivos basura y antiguos del sistema operativo anterior. Después de un tiempo, podrías experimentar una disminución en la rapidez y carga de tareas sencillas como navegar por internet, abrir archivos, etc. Si sigues el consejo de no mantener todos los archivos en tu disco de almacenamiento, será más fácil tener un respaldo actualizado en la nube o en un disco externo.

5. ¿Tienes un Mac con disco duro? Mantén el estado óptimo de mejorar tu Mac por más tiempo haciendo un cambio

Por último, cabe mencionar que por esos 5 años que mantuve un desempeño perfecto de mi Mac, lo hice con un disco duro. Consultando información externa y artículos especializados, me di cuenta que cambiarlo por un SSD era la mejor opción para alargar su vida útil. ¡Vaya que me cambió la vida hacerlo! Actualmente tengo un SSD de 240 GB y un disco externo de 2 TB más el disco de 500 GB original con un lector de discos duros USB. Mantengo lo indispensable en mi Mac de archivos y apps, mi respaldo general en el disco externo y una copia de macOS Sierra en el disco original.

Agregado a esto, subí la RAM de 4 a 8 GB para tener un poco más de rapidez al utilizar muchas ventanas. Claro está que debes verificar las especificaciones técnicas de tu Mac para elegir almacenamiento y memoria RAM.

Me hubiera gustado leer un artículo así cuando empecé con mi Mac, no puedo quejarme ya que todo lo que te he expuesto aquí es un largo camino de aprendizaje y experiencia. ¿Algún consejo que ya hayas seguido con anterioridad? Cuéntanos cómo mejorar tu Mac de escritorio o portátil bajo tu experiencia en la caja de comentarios.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.