Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

 iOSMac | 22/10/2018

Scroll to top

Top

No Comments

Logra mejores fotos y vídeos con un iPhone (Parte II)

Logra mejores fotos y vídeos con un iPhone (Parte II)
Vicente Porfilio

Atacamos hoy la segunda parte de mi último post “Logra mejores fotos y vídeos con un iPhone”. Se trata de conocer un poco mejor el funcionamiento de la cámara del teléfono para obtener mejores resultados. No tenemos tampoco demasiadas opciones creativas en un smartphone como es un iPhone, pero lo poco que podamos hacer, lo vamos a hacer.

Aunque hay aplicaciones que hacen que el iPhone se parezca a una cámara con ajuste en modo manual, realmente no lo es. En general, los 3 principales ajustes manuales de una cámara son el diafragma, la velocidad de obturación y la sensibilidad ISO. Estos 3 parámetros con conocimos como el triángulo de la exposición.

Se trata de combinar estos 3 parámetros de manera que logremos la exposición deseada, y con ello, la fotografía deseada. No voy a entrar en demasiados detalles, pero voy a explicar qué es cada parámetro.

Logra mejores fotos y vídeos con un iPhone


Diafragma: Es un dispositivo mecánico que controla la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara. Para entendernos, es un mecanismo que regula la cantidad de luz. De esa manera, podemos hacer que una foto esté subexpuesta (oscura) o sobrexpuesta (quemada) con las mismas condiciones de luz. Resumiré las bondades diciendo que el diafragma tiene mucho que decir en la profundidad de campo.

Que es la zona enfocada en la foto. Si queremos fotos con el fondo desenfocado, un diafragma abierto (que deje pasar mas luz) favorecerá que esto suceda. Un diafragma más cerrado, por contra, nos dará menos desenfoque en el fondo de la fotografía, pero nos aportará mayor nitidez en la zona enfocada. Si queremos una foto nítida, optaremos por un diafragma cerrado, pero si queremos desenfocar el fondo, deberíamos usar un diafragma abierto.

Logra mejores fotos y vídeos con un iPhone

Logra mejores fotos y vídeos con un iPhone


Velocidad de obturación: Se trata del tiempo que la cámara permite que la luz alcance al sensor. Por ende, una velocidad de obturación lenta, hará que al sensor le llegue la luz más tiempo. Una velocidad de obturación rápida, supone que el tiempo que está llegando la luz al sensor es menor. Esto, como pasa con el diafragma, influye en la cantidad de luz que llega al sensor. Porque, poca luz, pero mucho tiempo entrando en el sensor, es lo mismo que mucha luz, entrando poco tiempo en el sensor.

Lo más relevante de este parámetro es que podemos “congelar” movimientos o emborronarlos (crear estelas y desenfoques). Es decir, para ver con nitidez a un coche de fórmula uno a toda velocidad, tendremos que tener una velocidad de obturación muy rápida, de manera que captaremos al coche nítido, pero eso sí, tendrá que haber una buena cantidad de luz.

Velocidad de obturación, diafragma y sensibilidad ISO

Por el contrario, si queremos capturar una escena con poca luz (nocturna), tendremos que tener el obturador mucho tiempo abierto para que esa poca luz entre al sensor y lo estimule. Eso implica que la cámara ha de estar estática, como también los motivos de la foto. A menos que se quiera usar la técnica “light painting”, deberemos de usar trípode y disparador remoto.


Sensibilidad ISO: Este parámetro es el único de los 3 que no opera sobre la “luz”. El diafragma y el obturador son mecanismos que actúan sobre la luz que entra por las lentes directamente. Sin embargo, la sensibilidad ISO es un parámetro electrónico, es decir que no actúa sobre la luz, sino que actúa sobre la imagen ya formada y entregada por el sensor. Así pues los ajustes de ISO hacen que los amplificadores de señal amplifiquen mas o menos la señal eléctrica que sale del sensor.

En iOSMac:   Consigue los interruptores inteligentes de Koogeek con más de un 30% de descuento

Todos sabemos que el sensor convierte la luz en corriente eléctrica. Pues bien, esta corriente eléctrica puede ser débil si se ha registrado poca luz en el sensor. Es entonces cuando la ISO eleva ese débil valor. El resultado de esto es que aumenta la cantidad de “luz” en la imagen. Aunque realmente lo que aumenta es el nivel de señal eléctrica pero no la luz que ha entrado por las lentes, esa es inamovible por la ISO.


 

Debéis de encontrar en esa imagen el tono gris que quedaría situado a mitad

 

Sabiendo esto ya podemos elegir el tipo de combinación de ISO, diafragma y obturación que queremos. Dependiendo de la foto que deseemos, seleccionaremos los valores. El único problema, es que el iPhone no es una cámara de fotos manual por lo que estos ajustes no los controlamos realmente.

Así que esto os sirve para saber más de fotografía y para obtener mejores resultados si usáis apps de terceros que consiguen manejar estos valores. Aun así, os explico como funciona la app nativa de la cámara del iPhone para que sepáis que está haciendo.

 

Cámara del iPhone

Cámara del iPhone

 

Cuando ponemos la app cámara, como mucho, el iPhone nos permite hacer “tap” con el dedo y elegir la zona en la que el iPhone ajustarás sus parámetros. Así pues, si tocamos en un punto luminoso de la imagen, el iPhone ajustará la velocidad de obturación y el diafragma (todo ello digital) para que la cantidad de luz que llegue al sensor sea óptima para que la zona seleccionada mediante el “tap” esté correctamente expuesta.

En el caso de ser una zona o foto oscura, el iPhone pondrá en marcha el ajuste con la ISO y aparecerá ruido en la imagen (grano que ensucia  la imagen final).

Haz mejores fotos y vídeos

Así que, poco podemos hacer más que elegir bien la zona donde el iPhone ha de ajustarse. Por eso, debéis de dirigir la cámara a lo que queráis fotografia, encuadrar y observar la imagen. Si sois capaces de “verla” en blanco y negro (sin usar filtros), debéis de encontrar en esa imagen el tono gris que quedaría situado a mitad.

Es decir, observáis la imagen. Localizáis el punto mas claro, el mas oscuro y el punto medio que sería un gris (medio). Pues bien, una vez localizado ese gris medio, debéis de hacer “tap” en ese punto. Para así garantizar una exposición correcta, donde las zonas ooscuras no quedarán demasiado oscuras ni las zonas claras quedarán muy claras.

Solo si queréis o buscáis algo en concreto, deberéis de hacer “tap” en las zonas claras y oscuras. En las zonas claras, el iPhone oscurecerá la imagen. Y haciendo “tap” en las zonas oscuras, el iPhone aclarará la imagen.

No olvidemos que estamos hablando de un iPhone, que es de Apple. Apple se esfuerza por que todo sea fácil, así que no esperéis que sea complicado. Es muy fácil hacer una foto, es más, se ajusta todo solo.

Sólo hemos de hacer “click” para disparar la foto, todo lo demás lo hace Apple. Pero aun sabiendo esto, podemos sacarle un mayor partido si hacemos lo que os he contado. Que es saber con funciona una cámara y saber donde hacer “tap” para optimizar las fotos.