5 razones por las que no deberías instalar la beta de iOS 13, macOS Catalina o iPadOS

Betas públicas iOS 13, iPadOS y macOS Catalina

Esta semana han llegado las betas públicas de los sistemas operativos de Apple. Todas las novedades anunciadas en la WWDC (y alguna extra) están siendo probadas ya por desarrolladores y usuarios. Puede que incluso tú, lector, estés viendo este artículo desde un dispositivo con la beta de iOS 13 o iPadOS. Sin embargo, no siempre es una buena opción inscribirse en los sistemas de prueba. Tiene sus ventajas y siempre es curioso probar las novedades, especialmente las que llegan al iPad. Pero, para dar una visión diferente, hoy comentaré 5 razones por las que es mejor esperar a septiembre.

Una beta no es una versión final ni apta para trabajar

Veo en Twitter y otras redes sociales algunos usuarios que se quejan de los fallos. Están probando la primera versión pública beta de iOS 13 o de iPadOS y algo va mal. ¿A alguien le sorprende que haya bugs? A mí desde luego que no. Era de esperar que una versión inacabada y lanzada para pulir los errores diera problemas. De hecho, Apple te advierte una y otra vez que está en pruebas y que no va correctamente. Lo que recomiendan los medios y profesionales es que, si vas a instalar una beta, lo hagas en un dispositivo secundario o prescindible para ti. Porque si algo puede salir mal, saldrá mal.

iOS 13 iPhone iPad

No hay tantas novedades en la beta de iOS 13

Para el iPad y el iPad Pro sí hay cambios interesantes y atractivos. También algunos para el Mac, especialmente para desarrolladores. El Apple Watch mejora un poco, pero el iPhone… No tanto. iOS 13 es algo conservador en los dispositivos de menos de 7 pulgadas y no ofrece nada que sorprenda. Por ello, instalar la beta de iOS 13 es algo innecesario. Ya tendrás tiempo de aburrirte del modo oscuro a partir de septiembre.

Ciertas apps son imcompatibles o no están adaptadas

Aunque sea una beta sólida y funcional con las apps nativas, muchas de terceros no te funcionarán apropiadamente. Este es el motivo por el que no termino de fiarme de la beta de iOS 13 o de iPadOS. Como he comentado antes, es mejor no instalarla en un dispositivo que utilizas a diario para trabajar.

Las betas, especialmente en el Apple Watch, son un incordio

De normal, el sistema operativo del Apple Watch no es precisamente funcional. Es cierto que ha mejorado mucho, pero su instalación y su actualización se vuelve engorrosa. Debe ser desde el iPhone y, según ciertos factores, te puede dar problemas. Una cosa es instalar la beta en un Mac o un iPad, otra muy diferente hacerlo en un Apple Watch. En cualquier caso, siempre es molesto tener que volver a iOS 12 y andar actualizando continuamente.

Y por último, queda mucho para nuevos sistemas operativos

Puede parecer una tontería, pero no lo es. Aún queda mucho para que Apple nos comente cuáles serán las novedades de sus sistemas operativos para 2020 y 2021. Es decir, que lo que vemos en las betas actuales es lo que tendremos hasta dentro de un año. ¿Estás seguro de que quieres vivir ya la experiencia y hacerlo con betas? Desde septiembre tendrás la versión final y todo será más fácil, cómodo, funcional y con menos errores. Adelantarse a los demás e instalar la beta de iOS 13 o del resto de sistemas es atractivo, pero te cansarás enseguida de lo que te ofrece.

Y estas son las razones que os traigo para no hacerlo. Por supuesto, habrá muchas más, como también hay motivos para instalarlas. En otra ocasión os hablaré del lado positivo de las betas y de la experiencia de usuario en ellas.