Apple Watch vs Mi Band

Sinceramente nunca creí que compraría un Apple Watch, esto se convirtió en realidad en el 2016 con el lanzamiento del Apple Watch Series 2. Sabía que necesitaba probar y demostrar que era una magnífica experiencia de uso combinando el iPhone como dispositivo principal de uso diario. No me arrepiento, fue una decisión de inversión increíble. ¿Pero qué sucedió? Resulta que deje el iPhone 7 Plus para cambiar a Android vía Xiaomi (OMG). El Apple Watch dejaba de tener soporte este mismo año, no se actualizaría a watchOS 7, por lo que decidí venderlo. ¿Me hizo falta el Apple Watch? Sí, quise comprobar una experiencia de uso similar en Android. ¿Buena o mala decisión? En este post te contaré mi experiencia de uso, tanto con el Apple Watch como con la Xiaomi Mi Band 5, si es posible igualar la experiencia en Android o no.

¿Cómo me decidí por el Apple Watch? Así inició todo

Volví a usar iPhone en el 2015 vía iPhone 6, era un regalo de graduación. Estaba convencido que ya no podía utilizar Android (venía de un Motorola X) y después de utilizar un iPhone 4 de segunda mano por unos meses, sabía que tenía que volver a iOS. El primer iPhone que usé también fue de segunda mano, fue un iPhone 3G. Entre esos cambios, el iPhone 6 representó una revolución extrema para mí. El cambio de pantalla, un diseño increíblemente delgado y el lector de huella me convencieron de que era el mejor smartphone. Sí, estaba cegado porque sabía que habían otros dispositivos, probablemente mejores, pero el sistema operativo y la usabilidad de ese momento estaban mejorando.iPhone 6Llega el mes de septiembre de 2016 y la generación de iPhone 7 fue deslumbrante, acompañado del Apple Watch Series 2 y de los AirPods. ¡Qué cambios tan buenos! Decidí pagar a plazos el reloj inteligente, aprovechando un 10% de descuento en una tienda departamental de México. El reloj lo estrené en noviembre de ese año, con el iPhone 6 todavía en mano. No sabía que mi suerte estaría a punto de cambiar, ya que me obsequiaron el iPhone 7 Plus. El tiempo que usé el iPhone 6 con el Apple Watch Series 2 fueron los mejores, sentí que la inversión era válida pero que no le estaba dando todo el uso.

Llega el iPhone 7 Plus y el Apple Watch tomó mayor valor para mí

El 31 de diciembre de 2016 es un día soñado, no solo por ser el final de un año bueno sino porque estaba estrenando un nuevo iPhone, con mayor batería y con una cámara dual (cambio histórico en la historia del iPhone). Los dos dispositivos estaban hechos el uno para el otro, si sentía que no gastaba batería en el iPhone anterior, en el 7 Plus sentía que me duraba (casi) todo el día. Al no prender la batería en el móvil, absolutamente todas las notificaciones llegaban al reloj.

Empecé a descubrir funciones que hicieron mi vida un poco más cómoda tecnológicamente hablando. Tengo una suscripción a Apple Music, descargaba álbumes o playlists al reloj inteligente. Me hacía falta algo para escuchar música, en junio de 2017 compré los AirPods. Todo en ese momento se transformó, tenía el ecosistema reciente presentado por Apple. Nunca pensé que sucedería. Dejaba el iPhone en casa y salía a correr (cuando se podía) con el reloj y los AirPods.Productos Apple Watch, iPhone 7 Plus y AirPods 2016

Respondía llamadas con el reloj, mandaba o contestaba mensajes, reaccionaba a fotos de Instagram, me servía de linterna, etc. ¿Qué pasó finalmente? El iPhone dejó de tener la duración de batería que tenía antes, al igual que el reloj.

El cambio a Android (otra vez)

El espacio de almacenamiento y la batería era algo que me estaba comenzando a fastidiar, tanto del iPhone como del reloj. Sabía que al hacer una actividad física en el reloj tenía que ponerlo a cargar para que me durará el día completo. Del iPhone ni hablar, el medio día era lo máximo de batería. El cargador y la batería externa ya eran parte del mismo móvil. Ante las recientes subidas de precio de ambos dispositivos sabía que no podía permitirme una inversión grandísima. ¿Qué hice? Me cambié a Android, tenía que darle una nueva oportunidad después de mucho tiempo.

En iOSMac:   Los AirPods 3 cambiarían su diseño por la tecnología SiP similar a los AirPods Pro

Desde hace varios meses tuve una posibilidad de adquirir un Xiaomi Redmi Note 8 Pro, me convenció la gama de colores y las funcionalidades de cámara. No se dio, sabía que vendría algo mejor. Cambié a un Xiaomi Mi Note 10, un móvil que terminó de sorprenderme como no lo imaginaba.

Xiaomi Mi Note 10 y Xiaomi Mi Band 5El hecho de dejar a un lado al iPhone como dispositivo secundario me hizo valorar que el Apple Watch fue muy importante. Desde aquí te digo que lo extraño, es el mejor reloj inteligente hasta la fecha. ¿Por qué lo deje? Más que el hecho de aceptar que ya no recibiría actualizaciones, el rendimiento después de varios años no es el mismo.

Así llegó la Xiaomi Mi Band 5

Sabía que desde China ya estaban planeando el lanzamiento de la Mi Band 5 de Xiaomi. No podía invertir en una versión actual, sería desperdiciar una oportunidad de estrenar algo reciente (como sucedió en el 2016 con el Apple Watch). El precio no es el mismo, mucho menos el diseño y las funcionalidades. Un reloj inteligente y una pulsera inteligente, ¿cambian mucho uno de la otra? Sí, cambian mucho pero no me ha afectado en lo más mínimo.

Lo que necesito actualmente de un reloj o pulsera inteligente son:

  • Monitoreo de sueño
  • Frecuencia cardiaca
  • App de actividad física
  • Alarma
  • Temporizador
  • Notificaciones

Un equilibrio entre los dos productos

Lo que más voy a extrañar de esta experiencia actual es no tener el reloj lleno de canciones, y el hecho de conectar los AirPods. Fuera de eso, puedes reemplazar una cosa con la otra. Si necesitas lo mismo que yo puedes comprobarlo. La Mi Band tiene todo esto por un precio infinitamente bajo. La relación calidad-precio es importante. Por eso se ha ganado una buena popularidad en el mundo.

Otras marcas que se dedican a copiar y a hacer este tipo de productos incluyen funciones de ambos productos, sinceramente son un fiasco. Dentro de la gama de relojes o pulseras inteligentes encontramos a Apple con el Apple Watch, a Xiaomi recientemente con la Mi Band 5 y la Mi Band 4C. Huawei y Samsung también cuentan con sus propias soluciones que son buenas.

Mi experiencia tras unas semanas de uso es muy buena, la mejor que tampoco imaginé. Si ya era complicado contestar mensajes en el Apple Watch Series 2 con dictado, prefiero que lleguen las alertas a la pulsera inteligente y contestar desde el móvil. De igual manera, con la actividad que ahora realizo en casa, me basta utilizar la pulsera inteligente de Xiaomi. Tengo un registro amplio y nativo del sueño, tengo notificaciones de alerta cuando paso mucho tiempo sentado (como en el Apple Watch). Tengo carátulas personalizadas en la pulsera, diseños animados ahora en esta quinta generación…

En conclusión

Me gustaría extender cada uno de los apartados que iba comentando en el párrafo anterior, pero no me gustaría convencerte del cambio que hice si estás pensando en dejar el Apple Watch. Cada usuario tiene sus propias necesidades, su uso cotidiano y personalizado. Este post tiene la misión de dar una experiencia de uso contrastando las dos caras de la moneda. Un producto de bajo costo contra uno de gama premium. Fue una buena decisión considerando la inversión y el uso posterior, no me arrepiento de haber dejado el Apple Watch. Simplemente la razón es que si puedes reemplazar las funciones que tenías en un producto, con eso basta para dar el salto de un producto a otro.

¿Qué piensas de esta experiencia? Si cuentas con un Apple Watch o con otro reloj/pulsera inteligente, cuéntanos, ¿qué destacarías del producto con base al uso diario que le das? Me encantaría intercambiar puntos de vista, te dejó mi Twitter y te invito a abrir la conversación en Facebook y Twitter de iOSMac.

Quieres comprar un iPhone, iPad, MacBook o cualquier dispositivo tecnológico al mejor precio, en este canal se publican las mejores ganas y ofertas.